El PSPV advierte de que el retraso en los pagos de las expropiaciones arruinará al ayuntamiento y Bellver replica que son procesos muy garantistas

Los Cotino piden 3,6 millones al ayuntamiento por una parcela valorada en 148.000 euros

2009-10-27Publicat per: Levante
Alquería Dolores, S. L., una mercantil de la familia del vicepresidente Juan Cotino, ha solicitado la retasación de una antigua parcela del Parque de Cabecera que le expropió el Ayuntamiento de Valencia en 1998. La sociedad pide ahora 3,6 millones de euros por el suelo, es decir, 24 veces lo que le pagó el ayuntamiento y cinco veces el valor del justiprecio.

La empresa se acoge al derecho a solicitar una nueva tasación porque ha transcurrido el plazo de dos años fijado por la ley para cobrar el justiprecio fijado por el Tribunal Provincial de Expropiaciones. Este organismo le reconoció en 2005 a la familia Cotino el derecho a recibir 687.000 euros por una parcela de 13.600 metros cuadrados del Parque de Cabecera, cuando el ayuntamiento la valoró en 148.000 euros. El consistorio acepta ahora la petición de retasación y ofrece pagar 255.000 euros a los demandantes. Dada la disparidad de valoraciones es previsible que la retasación acabe en el Jurado de Expropiaciones.

El PSPV alertó ayer del elevado precio que tendrá para el ayuntamiento por el retraso en los pagos de las expropiaciones. El de los Cotino es el tercer expediente de retasación que se presenta en pocos meses en el Parque de Cabecera. La familia Trénor también ha iniciado un proceso similar y reclama 24 millones por una parcela cuyo justiprecio en 2005 se fijó en 273.000 euros. De admitir el Jurado de Expropiaciones la retasación de los expropiados se tendría que retomar el proceso desde cero lo que teniendo en cuenta el valor actual del suelo, donde se ha construido un zoológico, un aparcamientos, locales de ocio y en un futuro un parque de atracciones, dispararía el coste.

El concejal socialista Vicente González Móstoles alertó ayer de las continuas subidas de precio en las expropiaciones de parcelas del Parque de Cabecera y expresó su preocupación por lo que pueda ocurrir en otros proyectos como el plan del Cabanyal. "Es demasiado frecuente que los justiprecios multipliquen las previsiones iniciales y las solicitudes de retasación piden todavía más". Por ello, el edil ha solicitado un informe al secretario de la Comisión de Urbanismo para conocer la situación global de las expropiaciones del parque de Cabecera.

El concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, explicó que las expropiaciones son procesos "muy largos y garantistas". Destacó que el equipo de gobierno aprobó en su día las llamadas Áreas Homogéneas para resolver estos expedientes con el máximo de garantías. En cuanto al suelo del Cabanyal, Bellver recordó que en este barrio "aún no ha habido ni un solo palmo de suelo expropiado" y que "todos se han conseguido por acuerdos con los propietarios". El primer proceso expropiatorio abierto en el barrio es el del bulevar San Pedro, que está en fase de tramitación.