Domínguez: PSPV apoya a grupos que utilizan la crispación para hacerse valer

2009-07-20Publicat per: ADN
El concejal de Relaciones con los Medios, Miquel Domínguez, ha asegurado hoy que los socialistas "apoyan a los grupos que utilizan la crispación para hacerse valer", en respuesta a las acusaciones que vertió la portavoz del PSPV, Carmen Alborch, contra la alcaldesa, Rita Barberá, y el PP.

Alborch acusó a la alcaldesa de gobernar "de espaldas a la ciudadanía" y de forma "opaca", anteponiendo "los intereses de su partido" al general y aseguró que "los gobernantes del PP no han abandonado ni en la ciudad ni en la Comunidad la estrategia de la crispación y la confrontación".

"La estrategia de la crispación no es del PP, como dice Alborch sino del Partido Socialista, que está apoyando día tras día a grupos como Salvem El Cabanyal que utilizan la violencia y el enfrentamiento para hacer valer sus argumentos, en vez de darlos a conocer de forma cívica y democrática", ha replicado Domínguez.

El concejal popular ha recordado que miembros de esta plataforma vecinal profirieron insultos, empujones y escupitajos a los concejales y a la alcaldesa durante la reciente inauguración de un aparcamiento municipal en el barrio.

"En vez de atajar esta actitud, Alborch y la vicepresidenta María Teresa Fernández De la Vega se sonríen satisfechas", ha reprochado Domínguez, que ha recordado que "estos hechos violentos ya se dieron en etapas anteriores y todavía estamos esperando que los socialistas los condenen".

A su juicio, en el PSOE "tienen una razón clara para no condenar estas acciones de Salvem y es que este grupo le hace el trabajo de calle".

Ha recordado que el jefe del gabinete de De la Vega recibió a Salvem El Cabanyal en la Moncloa, "algo lógico por otra parte al haber nombrado recientemente la señora vicepresidenta a un miembro de esta Plataforma como alto cargo en su equipo."

Domínguez ha insistido en que "la estrategia de la crispación no es del PP, que se dedica a trabajar" y ha resaltado que "Zapatero lo dejó bien claro cuando se le escuchó a micrófono abierto, tras una entrevista con el periodista Iñaki Gabilondo, la frase más vergonzosa que se puede oír a un presidente: 'Iñaki, hay que seguir tensionando'".

También ha negado las acusaciones de Alborch sobre que el PP no escucha a los vecinos. "A diferencia de los compañeros de Alborch, en el PP se escucha a los vecinos y acto seguido se pone manos a la obra. No nos gustan las falsas promesas que eran tan del gusto de los socialistas cuando gobernaron esta ciudad y lo siguen siendo ahora allá donde gobiernan", ha finalizado.