Salvemos El Cabanyal

2009-07-14Publicat per: otros
Laboratorio Urbano

El Cabanyal es un barrio marinero de finales del S. XIX de Valencia amenazado desde 1998 por un proyecto de prolongación de una avenida que partirá el barrio en dos y que supone la destrucción de miles de viviendas y edificios históricos, además de un modo de vida, de relaciones sociales y una cultura característica derivada de su relación con el mar.

Aprovechando que estábamos en Valencia por el Congreso de Arquitectos 2009, en el que tanto se ha hablado de compromiso social y rehabilitación urbana, organizamos junto a Arquitectura se Mueve y otros “congresistas críticos” (Josep M. Montaner, J. Pérez de Lama, Basurama, Santi Cirugeda y muchos más) una acción de apoyo a la Plataforma Salvem El Cabanyal, que consistió en una visita nocturna al barrio y a la Llotja dels Pescadors, uno de los edificios más emblemáticos del barrio, que corre el peligro de ser demolido y sustituido por una rotonda de la avenida que el Ayuntamiento quiere construir a costa de derribar gran parte del barrio. Allí leímos un manifiesto y terminamos la acción cenando con los vecinos de la Plataforma en una terraza del barrio.

A continuación, el manifiesto que escribimos para la acción, y que también leímos al día siguiente en el Congreso:

Estos días los arquitectos y arquitectas, junto a sociólogos, biólogos, economistas, escritores, nos hemos reunido en Valencia en el Congreso de Arquitectos de España para reflexionar sobre el futuro de la profesión en el actual contexto de crisis.

Una de las cuestiones más mencionadas en los debates es la necesidad de recuperar el compromiso de nuestra profesión con las necesidades sociales y vincular nuestra práctica a la de los movimientos sociales urbanos, en su voluntad de incidir en la mejora de la calidad de vida, el derecho a una vivienda digna y la defensa del patrimonio y el territorio.

Por ello, un amplio sector de los participantes en el Congreso nos hemos reunido esta noche para apoyar el movimiento ciudadano en defensa del Cabanyal, como ejemplo de un conflicto que se repite en otras ciudades españolas: la Bachillera, la Alameda y San Luis en Sevilla, Lavapiés y la Cañada Real en Madrid, la Paz en Murcia, la Barceloneta y Poblenou en Barcelona, y tantos otros ejemplos.

Consideramos que es necesario un cambio de modelo en la intervención sobre la ciudad, por el que se devuelva la palabra a la ciudadanía, y que el urbanismo debe recuperar su función de mediación social para una construcción sostenible de nuestro territorio.

Para apoyar a la Plataforma se puede escribir una carta al Ministerio de Cultura (que según la última sentencia del Tribunal Supremo debe decidir si el Plan del Ayuntamiento de Valencia constituye un expolio del patrimonio histórico por la destrucción de 1.651 viviendas) y a la Vicepresidenta del Gobierno (más información en la web de la Plataforma)