Los vecinos se reúnen en Madrid con el director de gabinete de la vicepresidenta. Cultura dice que están en marcha los trámites jurídicos

De la Vega se compromete con los vecinos del Cabanyal a agilizar el informe de expolio

2009-07-10Publicat per: Levante
Una hora y media duró la reunión de los representantes de Salvem el Cabanyal con el director de gabinete de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Según la portavoz del colectivo contrario a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez a través del barrio protegido, Maribel Doménech, De la Vega se comprometió a agilizar la tramitación del informa sobre expolio requerido por el Tribunal Supremo al Ministerio de Cultural. Fuentes de Vicepresidencia explicaron que la reunión sirve para "abrir una vía de comunicación con los vecinos del barrio" a los que tranquilizaron asegurándoles que que el departamento de Ángeles González-Sinde "cumplirá la sentencia". "Debe emitir ese informe", "lo que no sabemos es en qué sentido lo hará".

Una portavoz del citado ministerio explicó que la subdirección de Patrimonio Histórico "ya está viendo" el expediente pero no pudieron concretar en qué punto de la "tramitación jurídica" se encuentra.

Sí aclararon que para que el ministerio pueda pronunciarse debe haber una denuncia previa. Precisamente los vecinos entregaron ayer por registro de entrada del Ministerio de Cultura un grueso "dossier" con todos los informes de las universidades y expertos que cuestionan el plan urbanístico con el fin de que se incorporen al expediente de denuncia de 1999 y lo actualicen. Entonces, el ministerio se desentendió de la denuncia vecinal alegando que era una competencia autonómica. El Tribunal Supremo ha corregido aquella decisión y el mes pasado emitió una sentencia en la que insta al Gobierno a pronunciarse sobre este espinoso asunto urbanístico.

Como ya informó este diario no será la primera vez que el ministerio interviene en un plan urbanístico municipal. En 2006, la entonces ministra de Cultura, Carmen Calvo, frenó el una urbanización en la Vega Baja de Toledo que suponía la destrucción de una ciudad visigoda única.

Los vecinos salieron satisfechos de la reunión. Aseguran que han conseguido que los representantes políticos les escuchen, una oportunidad que el gobierno de Rita Barberá "nunca nos ha dado en diez años", explicó Doménech. Los representantes de Salvem el Cabanyal, a los que acompañaba su nueva abogada, Ade Serna, comentaron que "no hemos conseguido una decisión inmediata pero el balance ha sido positivo".

Maribel Doménech trasladó al director de gabinete de De la Vega, Fernando Escribano, "la urgencia de la situación" dado que el Ayuntamiento de Valencia, tras la sentencia del Supremo, está agilizando los derribos en el barrio. El gobierno local considera que las once sentencias que ha conseguido a favor de la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar le validan para seguir adelante con el proyecto. "Se han comprometido a que Cultura tendrá listo el informe lo más rápido posible", añadió.

El mes pasado, tras el fallo del Supremo, Salvem solicitó reuniones por escrito a la vicepresidenta, a la ministra de Cultura, al secretario general del PSPV, Jorge Alarte, y a la portavoz socialista, Carmen Alborch. La vicepresidenta y diputada por Valencia ha sido la primera en responder a los vecinos.