La visita organizada por Salvem reivindica la rehabilitación con críticas al Consell por no tramitar expedientes de ayudas desde 2007

De campaña por el Cabanyal

2010-05-22Publicat per: Las Provincias
«En este barrio no he encontrado violencia sino amabilidad». Al quite estaba la directora general de Arquitectura y Política de Vivienda, Anunciación Romero, durante su visita por el Cabanyal. No faltó en la faena reproches de espontáneos, peticiones de nuevas viviendas y aplausos de residentes y comitiva cuando la vuelta al ruedo vecinal concluía al caer la tarde.
La representante del Ministerio realizaba una primera y única visita por el barrio cuatro horas más tarde de lo previsto, tras perder el vuelo de la mañana, y se adentraba por la calle Astilleros después de visitar la antigua Lonja de Pescadores, acompañada por la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, representantes de la Plataforma Salvem El Cabanyal y vecinos en contra de la prolongación.
Con semblante algo taciturno, la directora general se empapaba de la realidad del barrio mientras escuchaba las pormenorizadas explicaciones de la portavoz de Salvem, Maribel Domenech, de Alborch y de los propietarios de varias viviendas.
Durante el recorrido, que duró prácticamente dos horas, también hubo vecinos que la invitaron a «venirse a vivir aquí, sin dormir y sin vivir» o a ir «a ver los peores sitios».
Concluido el paseo, Romero hacía hincapié en la prórroga del convenio firmado en diciembre de 2007, ratificado el 28 de febrero «por las tres Administraciones», para invertir 700.000 euros ya transferidos por el Gobierno central en la rehabilitación de viviendas. «A día de hoy la Generalitat no ha justificado ni un sólo euro de esa subvención, ya que se tiene que justificar la primera anualidad y cuando eso suceda, se transferirá el siguiente pago, pero desde 2007 no nos ha sido notificada ninguna», subrayó.
La directora general aclaró haber recibido solamente la invitación de Salvem y aseguró que estaría «encantada de venir a visitar el barrio cuando la reciba oficialmente», en alusión a la alcaldesa de Valencia.
Alborch lamentó que Rita Barberá «haga mucho ruido cuando debería informar. Se dedica a descalificarnos e insultarnos. Lo que tiene que hacer es trabajar y solucionar los problemas de la ciudadanía».
Por ello, su «carta de invitación» no puede ser «el insulto y la descalificación». La directora general explicó que el motivo de su visita era ver «in situ la realidad social del barrio y las condiciones en que se encuentran las viviendas» y recalcó que «tiene carencias a nivel básico. El Ayuntamiento tendría, como mínimo, que limpiar las calles con un servicio de mantenimiento frecuente». Además de lamentar las carencias también reclamó la puesta en marcha de la Oficina de Rehabilitación en el barrio.
El Teatro de las Marionetas La Estrella cerraba la tarde con una charla sobre la política de rehabilitación del Gobierno y su aplicación en el Cabanyal.