Presentan una moción al pleno de hoy para tratar de que Barberá paralice las palas

El PSPV estudia acudir al juez si no cesan los derribos del Cabanyal

2009-06-27Publicat per: Levante
El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Valencia llevará hoy al pleno municipal una moción en la que solicita al equipo de Gobierno la suspensión cautelar de los derribos en el Cabanyal hasta que haya un pronunciamiento del Ministerio de Cultura sobre el posible expolio patrimonial. Es más, su portavoz, Carmen Alborch, aseguró que dependiendo de la respuesta del PP, que se teme que sea negativa, valorarán la posibilidad de trasladar este misma petición a los tribunales.

En comparecencia pública, Carmen Alborch explicó que esta moción persigue "la pervivencia del barrio y la calidad de vida de los vecinos". En su opinión, la sentencia del Tribunal Supremo que ordena al ministerio emitir ese informe sobre expolio, "ha devuelto la esperanza a mucha gente de toda la ciudad" que quiere vivir allí, o visitar el barrio o poner un negocio o un centro cultural.

De igual forma, la portavoz socialista elogió el papel ejemplar del movimiento vecinal del Cabanyal, que "se mueve no sólo por el barrio sino por el interés de toda la ciudad, cosa que no hace el ayuntamiento", apostilló.

A su juicio, el Plan del Cabanyal nace de "una obsesión por prolongar Blasco Ibáñez que encabeza Rita Barberá" y su "insensibilidad". "No se trata sólo de preservar el patrimonio, las tramas o los edificios, sino de respetar también a las personas", dijo.

Tampoco cree que puedan ser acusados los socialistas de querer dejar el barrio como está. "Nosotros queremos la rehabilitación y denunciamos que se haya permitido esa degradación", afirma.

De haberlo hecho en su momento, esta barrio podría ser, a juicio de Carmen Alborch, un espacio similar al Soho londinense o a los barrios típicos de Nueva Orleans. "Queremos que sea el barrio tan hermoso que tenemos en nuestros sueños", sentenció.

"Cosas peores se han parado"

Por su parte, el responsable de Urbanismo del Grupo Socialista, Vicente González Móstoles, responsabilizó directamente a Rita Barberá de la destrucción del barrio y de romper, con ello, "cien años de coexistencia pacífica" entre la ciudad y el Cabanyal.

Una vez perdida en los tribunales la vía urbanística, confía aún en la vía patrimonial y en la posibilidad de que el Ministerio de Cultura ponga fin al Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Cabanyal Canyamelar (Pepri). Y es que los socialistas insisten en que, en caso de declararse el expolio, el Ministerio de Cultura, en aplicación de la Ley de Patrimonio Histórico, puede paralizar las obras e incluso asumir la tutela del proyecto si el Ayuntamiento hace oídos sordos. "Cosas más serias se han parado en esta ciudad", dijo González Móstoles, quien recordó, por ejemplo, la urbanización de El Saler.

Con la moción que se debatirá hoy, el PSPV lo que quiere es que las obras se paren cautelarmente "para no agravar más la situación de expolio" que está en cuestión.
En respuesta a las declaraciones de los líderes socialistas, el concejal Miguel Domínguez (PP), los acusó de ir "dando palos de ciego. La gente del Cabanyal quiere mayoritariamente un plan urbanístico que rehabilite el barrio, lo equipe con dotaciones y lo abra definitivamente al mar". Para Domínguez, los socialistas "están cegados por su dogmatismo político" y eso les impide ver las 10 sentencias a favor y los resultados electorales.