El pleno tratará el lunes la creación de una comisión que llame a expertos para opinar sobre la prolongación de Blasco IBáñez

El Consell de Cultura plantea debatir el plan del Cabanyal

2010-05-22Publicat per: Las Provincias
El Consell Valencià de Cultura debatirá el próximo lunes la creación de una comisión que trate el plan urbanístico del Cabanyal. La iniciativa se tratará en el pleno, debido al calado político y social de la propuesta, en lo que sería la primera vez que la entidad consultiva se pronuncie sobre la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez al mar y el resto de equipamientos y promociones de pisos incluidas por el Ayuntamiento.
La comisión jurídica, indicó ayer una portavoz del Consell, promovió este grupo de trabajo, donde el proceso habitual es que se llame a consultas a un ramillete variado de expertos, para después alcanzar un dictamen propio.
En 1998, representantes del Consell de Cultura visitaron el barrio del Cabanyal invitados por la plataforma vecinal contrarios a las obras y el pleno debatió el plan urbanístico, aunque las mismas fuentes apuntaron que no se llegó a ninguna determinación.
Sobre los expertos que podrían llamarse a la comisión, no se descarta también la presencia de políticos. En los últimos meses, el Consell de Cultura ha tratado diversos temas relativos a Valencia, como las distintas alternativas para el paseo de la Alameda.
El bulevar señorial que discurre junto al jardín del Turia ha perdido en las últimas décadas buena parte de su frondosidad y se ha convertido en un gran aparcamiento al aire libre. La entidad cultural se ha preocupado estos años de plantear opciones al Ayuntamiento que reduzcan la presencia mayoritaria de vehículos en el paseo.
Al ser una propuesta que todavía no ha tratado el pleno, es prematuro para hablar de plazos e inicio de las sesiones con los expertos. Incluso cabe la posibilidad de que se deje sobre la mesa si no recibe una aprobación mayoritaria.
El plan urbanístico del Cabanyal está respaldado por una docena de sentencias, el pleno municipal, la ley autonómica recurrida por el Gobierno en el Constitucional y las sucesivas elecciones municipales, donde el Partido Popular ha ganado en el distrito Marítimo de manera inapelable desde 1991.
Aún así, el rechazo a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez ha calado hondo en algunos sectores, respaldados por la acció del Gobierno socialista y la orden de paralización de las obras.
El gobierno municipal decidió evitar cualquier posible incumplimiento con el Tribunal Constitucional y acordó frenar cualquier derribo e inversión pública cuando entró en vigor el segundo recurso del Ejecutivo socialista a principios del pasado abril.
La estrategia seguida por el Consistorio ha sido desde entonces la acumulación de las propuestas de licencias, para darles el último empujón en el caso de que se logre una sentencia favorable a la prolongación. Cuando se trata de empresas privadas o particulares afectados, entonces se les notifica esta medida para que conozcan el motivo de la paralización de su licencia.
También se sigue trabajando en el planeamiento y en la compra de viviendas. La junta de gobierno aprobó ayer una transferencia de dinero a la empresa municipal AUMSA precisamente para actividades relacionadas con los proyectos urbanístico. Para esto se cuenta también con parte del dinero del Plan Confianza que otorgó la Generalitat a la ciudad.