La plataforma organizó un concierto de protesta de ocho horas contra los derribos con 21 grupos

Tres mil personas acuden al concierto de apoyo al Cabanyal

2009-06-14Publicat per: Levante
La posibilidad de que el Gobierno paralice el plan del Cabanyal si hay riesgo de expolio ha sido este año un motivo más para celebrar con entusiasmo el macro-concierto que organiza la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal. El aparcamiento del Campus de Tarongers fue el escenario donde grupos como Benito Kamelas, La Gossa Sorda o Sujeto K y hasta un total de 21 tocaron sus mejores canciones para protestar contra los derribos.

El "Rock contra enderroc" reunió alrededor de 3.000 personas a lo largo de toda la tarde y la noche, ya que comenzó a las 16.30 horas y los músicos tocaron hasta pasada la una de la madrugada.

Entre cada actuación, diversos miembros de la plataforma leyeron manifiestos de protesta y se presentaron ante el público ya que, según la portavoz de la plataforma, Maribel Doménech, "es un acto perfecto para dar a conocer a las personas que forman Salvem el Cabanyal y la lucha que están llevando a cabo desde hace once años".

Doménech manifestó que el acto musical les produce una "doble satisfacción", después de que el Tribunal Supremo (TS) desestimara el recurso de la Generalitat contra la sentencia que ordenaba retrotraer el plan de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez de Valencia.
En este sentido, la portavoz aseguró que la sentencia del TS "abre una puerta a nuevas oportunidades" y ha explicado que la plataforma "estudiará qué tipo de acciones legales puede llevar a cabo para paralizar los derribos en el barrio".

Y es que hace unos días el Supremo volvió a cuestionar el proyecto y lo puso en manos del Gobierno que, a través del Ministerio de Cultura, debe decidir si esa actuación supone un expolio del patrimonio cultural valenciano y si los derribos son legales o no.

Los miembros de la plataforma esperan que esta vía patrimonial ponga fin al plan del Cabanyal, se restituyan los daños y se paralice de manera cautelar las obras hasta que el Gobierno adopte una decisión. Mientras, la alcaldesa Rita Barberá recordó hace tres días que la legalidad de la ampliación de Blasco Ibáñez está avalada por nueve sentencias y espera abrir en los próximos días el Bulevar de San Pedro.