El Ayuntamiento dice que ya ha pasado el tiempo de «reflexión» y que no detendrá los derribos a pesar del informe del Gobierno

Blasco Ibáñez se prolongará sin pausa

2009-06-13Publicat per: Las Provincias
El Ayuntamiento dice que ya ha pasado el tiempo de «reflexión» y que no detendrá los derribos a pesar del informe del Gobierno

«Si el PSPV pretende más dilaciones y esperas, es algo que no vamos a dar»

La prolongación de la avenida Blasco Ibáñez no tiene vuelta atrás. A pesar del informe que debe hacer el Ministerio de Cultura sobre si será o no un expolio desde el punto de vista patrimonial, el portavoz del gobierno municipal, Alfonso Grau, consideró ayer que ya ha pasado el tiempo de «reflexionar» sobre las obras.

«Llevamos diez años pensando sobre todo esto», dijo después de la junta de gobierno en respuesta al criterio del grupo socialista sobre el citado informe, que considera vinculante y decisivo para la correcta ejecución del plan urbanístico en el Cabanyal.

«Si pretenden más dilaciones y esperas, es algo que no vamos a dar.» Dijo estar «encantado» de esa postura por parte del PSPV, debido a que los últimos resultados electorales, el pasado domingo, han reflejado un aplastante triunfo de la candidatura del PP sobre la socialista, con una ventaja que supera los 15 puntos.

«Encantando de que sigan en esa línea», añadió para reiterar que las obras previstas son irreversibles. Citó como ejemplo las demoliciones en la calle San Pedro, para lo que se espera el último trámite desde la Conselleria de Medio Ambiente.

Este verano, según las cuentas del gobierno municipal, se notificará el desalojo a los vecinos que quedan. El futuro bulevar de San Pedro, de 400 metros de longitud, es prácticamente ya municipal, aunque un 20% de las propiedades está todavía por expropiar.

«Creo en el Estado de Derecho y en ningún país el Ejecutivo puede suspender algo; lo debe hacer el judicial y si viene de ahí lo acataremos», comentó en relación con el informe pendiente de la Dirección General de Bellas Artes.

El documento es una petición del Tribunal Supremo, que en un recurso desestimado al Ayuntamiento y el propio Gobierno, obliga a que el Ministerio diga si la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez a través del Cabanyal supone o no un expolio.

«Hay tres sentencias del Supremo que declararon la legalidad del plan del Cabanyal», recordó el concejal de Grandes Proyectos, quien representa además al Ayuntamiento en la empresa Cabanyal 2010.

La compañía mixta se encarga de todas las unidades de actuación. Además de las previstas en la calle San Pedro, el Plan Camps prevé una fuerte inversión para derribos, urbanización de calles y construcción de las primeras viviendas de promoción pública que quiere hacer el Ayuntamiento.

Grau insistió en la voluntad del gobierno municipal de no dejar que esta zona «siga degradándose» y aseguró que «no cederemos ante las quejas de quienes no quieren que se haga nada».