El PSPV denuncia que Barberá no cumple el convenio con el Gobierno

La rehabilitación de El Cabanyal está estancada

2009-02-14Publicat per: El País
La rehabilitación de viviendas en el barrio de El Cabanyal sigue estancada y no avanza ni con ayuda estatal. El convenio para actuar en la zona firmado en diciembre de 2007 por el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento que gobierna Rita Barberá apenas se ha aplicado, en opinión de los socialistas, "por la desidia e inoperancia" de la Administración local. El concejal Vicente González Móstoles denunció ayer que de las 800 viviendas que el acuerdo prevé restaurar hasta final de este año mediante subvenciones, sólo se ha actuado en 46.

El acuerdo, que sigue vigente este año, prevé una inversión total de 10 millones de euros, de los que 4,3 están reservados para la rehabilitación de edificios y viviendas, y el resto a obras de urbanización. El Ministerio de Vivienda aporta el 27,54%; la Generalitat el 67,4%; el Ayuntamiento el 0,25% y los particulares interesados el 4,81%. González Móstoles criticó que la falta de publicidad y la ausencia de una oficina técnica que debía crear el Ayuntamiento para la tramitación han reducido la petición de subvenciones a 116.000 euros, por lo que parte del dinero puede perderse al estar previsto sólo a este fin. El concejal, además, advirtió de una posible "desviación de fondos" porque el Consistorio afirma por escrito que ha realizado a cargo del convenio obras de reurbanización en El Cabanyal que estaban en marcha antes de la firma con el ministerio.

"El Ayuntamiento no ha cargado absolutamente ninguna obra que no se ajuste a dicho convenio", sino que se han hecho con cargo al presupuesto municipal, replicó tajante la alcaldesa. El gobierno local también rechazó que no haya dado publicidad al asunto, así como la acusación socialista de que se incumple el convenio al cobrar los impuestos en las obras de rehabilitación, ya que se trata de impresos de autoliquidación en los que el interesado debe marcar la casilla de la exención de tasas. Sobre la oficina técnica, el PP alega que ya existe para ello la empresa municipal Cabanyal 2010, que parte de los vecinos identifican con el derribo de casas para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez y ante la que se manifiestan en contra del plan de Barberá.