Los afectados por los derribos exigen a Barberá que rehabilite el barrio

Centenares de vecinos del Cabanyal cortan el tráfico una hora y media

2009-02-13Publicat per: Las Provincias
Rehabilitación, sí. Derribos de viviendas, no. Los vecinos del Cabanyal se concentraron ayer en la calle de la Reina para exigir que se acometa la rehabilitación del barrio y frenar así su degradación, al mismo tiempo que mostraban su rechazo a la ampliación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar, lo que en la práctica implicará el derribo de 1.600 viviendas.

La elección del lugar para la concentración no fue al azar. La protesta se convocó a las puertas de la empresa Cabanyal 2010, encargada de ejecutar el plan urbanístico del barrio. Según explicó Vicente Guallart, de la asociación vecinal Cabanyal-Canyamelar, el acto consistió en el corte del tráfico en la calle de la Reina durante una hora y media aproximadamente, que era el tiempo contemplado en la autorización dispensada por la Delegación del Gobierno. El portavoz también señaló que la concentración se desarrolló sin incidencias.

Además de la citada entidad, la convocatoria procedía de la asociación Salvem el Cabanyal y de la agrupación vecinal Pavimar. A la protesta acudieron numerosos vecinos portando pancartas en las que se culpaba al Ayuntamiento de la degradación del barrio. También hubieron consignas contra la empresa encargada de acometer el plan. Cabanyal 2010 assetja, compra i enderroca el nostre barri, rezaba una de ellas.

Según argumentan las asociaciones convocantes, el Consistorio carece del dinero suficiente para ejecutar la ampliación de Blasco Ibáñez, por lo que se dedican a anunciar nuevos derribos de viviendas con el único objetivo de minar la moral de los vecinos afectados.

"La alcaldesa siempre recuerda que llevaba el plan urbanístico en su programa electoral, y que tenía dos objetivos: tirar viviendas y regenerar el barrio. Barberá debería trabajar en este segundo objetivo con el mismo empeño que en el primero", dijo Guallart tras la concentración. Los convocantes aseguraban ayer que en la protesta participaron "entre 300 y 500 vecinos".

Además, desde la asociación vecinal apuntaron que Cabanyal 2010 carece de "capacidad jurídica para gestionar la rehabilitación del barrio", debido a que es la Conselleria de Infraestructuras la que dispensa las ayudas para la rehabilitación de los inmuebles. Por último, señalaron que el proyecto de prolongación está caduco y "muerto", al tratarse de una idea del siglo XIX.