La alcaldesa acelera los proyectos para empezarlos con las primeras ayudas del Consell

Barberá coge velocidad en el Cabanyal

2009-01-28Publicat per: Las Provincias
Todo listo para cuando llegue la primera partida de los 166 millones de euros previstos por la Generalitat. La alcaldesa Rita Barberá anunció ayer a LAS PROVINCIAS que ha pedido a sus concejales que aceleren la gestión del plan del Cabanyal para iniciar la licitación de obras nada más lleguen los fondos.

"Será lo mismo que ha pasado ahora", dijo tras la inauguración de la Ciudad Ros Casares y en referencia a las ayudas estatales para los Ayuntamientos. Valencia tiene ya en concurso un primer lote de las 160 obras que permitirán los 141 millones que le han correspondido.

El plan de la Generalitat, anunciado la pasada semana, se divide en dos ejercicios presupuestarios. De esta manera, es previsible que a lo largo de este año se aprueben 80 millones de euros, lo que supone por sí solo ya más que todo el capítulo de inversiones municipal.

Barberá se muestra convencida de que le dará tiempo a arrancar con obras en la calle este mismo año. Esa es la razón de que quiera forzar la máquina con el proceso de compra de inmuebles y expedientes de expropiación, así como de todo lo relativo a las obras de urbanización en el barrio.

Esta misma semana se ha previsto una reunión "temática" acerca de qué hacer con la lluvia de dinero que llegará desde la Administración autonómica. El ámbito del plan del Cabanyal supera en mucho la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, por lo que muchas de las actuaciones no hay que hacer ni desalojos ni demoliciones.

Esto último es lo más "duro" del proyecto, al enfrentarse directamente con la asociación de vecinos y la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal. Sirva de ejemplo que el Consistorio anuncia desde hace más de una semana derribos de un puñado de viviendas en los alrededores de la calle San Pedro, sin resultado alguno de momento.

Barberá añadió en declaraciones a LAS PROVINCIAS que la inversión es tan abultada que será difícil acometerla con rapidez, a no ser precisamente que los proyectos ya estén listos. La "piedra de toque" de esta parte del proceso son las expropiaciones, para que cuando lleguen las ayudas la empresa Cabanyal 2010 tenga el máximo número de propiedades. La sociedad celebró ayer precisamente una nueva reunión para modificar los estatutos y reorganizar el consejo de Administración después de la salida de los socios privados, debido a la falta de rentabilidad y la crisis económica instalada en el sector inmobiliario.

Obras con pocos beneficios

Esta salida fue utilizada por el gobierno municipal como un argumento más de que el plan del Cabanyal no supondrán ningún negocio con pingües beneficios. En todo caso, la decisión de destinar el dinero de la Generalitat al Marítimo es también una consecuencia lógica tras la sentencia del Tribunal Supremo.

El fallo declara legal la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez en todos los tramos, incluido el que cruza la parte protegida del Cabanyal por la Generalitat a mediados de los años 90. Esa es una de las zonas donde la alcaldesa Barberá quiere acelerar los acuerdos de compra de viviendas con los vecinos.

No obstante, la asociación de vecinos del Cabanyal emitió ayer un duro comunicado donde critica la falta de ayudas a la rehabilitación, una de las vías para recuperar el barrio en los próximos años, así como agilizar las expropiaciones.

La entidad considera una "cortina de humo" los anuncios de estos días de nuevos derribos, debido a la falta de dinero o de "ganas" de la empresa Cabanyal 2010, en manos del Ayuntamiento y la Generalitat.