Vecinos critican que a Barberá "no le interesa la rehabilitación" del Cabanyal

2009-01-15Publicat per: Diario Crítico
La Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar criticó este jueves que al Ayuntamiento de Valencia "no le interesa la rehabilitación" del barrio del Cabanyal, sino que su "único y exclusivo interés en todo esto, es destruir una parte del Cabanyal para que la prolongación de una avenida pensada en el siglo XIX, consiga abrirse paso hasta llegar a una rotonda en su cruce con el Paseo Marítimo, en un espacio que desde hace 100 años está ocupado por el edificio de La Lonja de la Marina Auxiliante", según informaron en un comunicado fuentes de la entidad.
Precisamente el pasado lunes se retomaron las obras de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar a través del barrio de El Cabanyal tras la sentencia del Tribunal Supremo que respalda este proyecto.

Además, acusaron al consistorio de "no demostrar la más mínima voluntad de entendimiento y diálogo con los vecinos", ya que desde el mes de mayo del año pasado, la asociación de Vecinos está a la espera de que el concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, "cumpla con su compromiso de reunirse con los representantes de los vecinos para explicar cuál es la programación que tiene pensada a medio y larga plazo" en el barrio.

Así, lamentaron que los objetivos del plan eran "regenerar y revitalizar el barrio, y resolver la prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez hasta el frente marítimo, la voluntad que ha puesto el Ayuntamiento para impulsar los medios para conseguirlo, ha sido distinta".

En este sentido, recordaron que los responsables municipales "desde el primer momento trasmitieron una idea que ha calado en la opinión pública del barrio; si no hay prolongación, no habrá rehabilitación". De este modo, censuraron que "se han propiciado todo tipo de actividades ilegales, que han degradado el tejido social y se ha destruido todo el patrimonio arquitectónico que ha caído en manos del Ayuntamiento".

En concreto, justificaron esta acusación en que, en 2002, el barrio fue declarado Área de Rehabilitación, pero no se beneficia de "la importante reducción en el pago de la Tasa por Actuaciones Urbanísticas y los vecinos continúan pagando por ignorancia, un importe de la tasa muy superior a la que tienen derecho".

El plan también contempla la puesta en marcha de una Oficina de Rehabilitación (RIVA), con unos cometidos de información, fomento, tramitación y asignación de ayudas públicas para la rehabilitación, pero "a pesar de las continuas denuncias de la Asociación de Vecinos, exigiendo la puesta en marcha de esta herramienta imprescindible de gestión, el Ayuntamiento se niega a ponerla en marcha, con la excusa de que esa labor ya la hace Cabanyal 2010".

Asimismo, censuraron que "la divulgación realizada por el Ayuntamiento de Valencia para dar a conocer a los vecinos los beneficios que se pueden obtener para poner en marcha la rehabilitación de sus viviendas ha sido escasa y de muy reducida eficacia".

Del mismo modo, se refirieron al acuerdo alcanzado entre el consistorio, la Generalitat valenciano y el Ministerio de Vivienda, sobre el Área de Rehabilitación Cabanyal-Canyamelar, en el que el Ayuntamiento adquiría tres compromisos, como son ayudar a financiar con 24.937 euros al año el sueldo de los técnicos de la Oficina de Rehabilitación (RIVA), dar publicidad al acuerdo para que lo conocieran los vecinos y asumir el coste del Impuesto de las licencias de obras de rehabilitación que se realicen en el barrio. No obstante, desde la Asociación aseguraron que el equipo municipal "no ha cumplido ninguno de los tres compromisos".