Barberá dice que "el ayuntamiento no ha reactivado" el plan sino que "nunca" se ha detenido

La prolongación de Blasco Ibáñez avanza tras la demolición de tres inmuebles más en El Cabanyal

2009-01-11Publicat per: Levante
Los derribos siguen en el barrio del Cabanyal pese a que parecían estar paralizados desde que, a principios del pasado mes de noviembre, la piqueta entró en la llamada Casa de la Palmera, la primera de lo que será el futuro bulevar San Pedro. Las "víctimas" que ahora han caído ante los envites de las máquinas se ubicaban en el número 18 de la calle Lavadero, en el 40 de Vicente Ballester y en el 26 de la calle Mercader, según fuentes de la Sociedad Cabanyal 2010, creada para acometer la rehabilitación de la zona y la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

Los nuevos derribos se llevaron a cabo la semana pasada y, desde ayer, las brigadas municipales de obras tienen la misión de vallar los solares resultantes. La previsión es continuar en breve con más demoliciones, en cuanto se disponga de las licencias correspondientes, agregaron.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, afirmó ayer durante una visita a las obras de remodelación de la Plaza Redonda que los derribos en El Cabanyal "no se han reactivado ahora", sino que "el ayuntamiento está trabajando allí de forma permanente". Lo que sucede, agregó, es que con el nuevo año que entró hace apenas trece días también han comenzado "nuevas actuaciones", en las que el recién estrenado presupuesto municipal tiene mucho que ver. En total, hay 136 inmuebles afectados por la expropiación forzosa, de los que el 60% ya son de propiedad municipal.

Sobre la salida del capital privado de la Sociedad Cabanyal 2010, hecho que se consumó a mediados del año pasado cuando las once empresas que disponían del 45% de la entidad vendieron sus acciones al consistorio y a la Generalitat, el concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, señaló que era algo "previsto" y que "la única consecuencia" que ha acarreado ha sido "la aceración de los plazos".

Asimismo, el edil delegado comentó que los estatutos de Cabanyal 2010 "no contemplan la reincorporación de las sociedades privadas", aunque tampoco quiso cerrar definitivamente la puerta a esa posibilidad al apuntar que dicho acuerdo también podría modificarse en caso de ser necesario, algo que, de momento, "sólo pertenece la ciencia-ficción porque no hay nada previsto en este sentido".

"Soberbia" por no usar dinero estatal

Por su parte, el concejal socialista Vicente González Móstoles lamentó ayer que "la soberbia" del equipo de gobierno local, "obsesionado" por llevar a cabo un "proyecto urbanístico destructor" como la prolongación de Blasco Ibáñez, no haya utilizado fondos estatales para rehabilitar el barrio -como sí ha hecho en la reforma de la Plaza Redonda- y "proceda a la destrucción" de El Cabanyal.