Los dirigentes dicen que la Generalitat expropia por más del triple que el ayuntamiento

Salvem el Cabanyal insta a los vecinos a no vender sus casas a cualquier precio

2005-12-02Publicat per: Levante
La Plataforma Salvem el Cabanyal realizó ayer un llamamiento a los vecinos a oponerse a vender sus viviendas al precio que oferta la empresa municipal Aumsa en una una medida de resistencia a la administración municipal sobre sus planes de ejecución del plan del barrio que conlleva, en estos momentos, la prolongación lineal de la avenida de Blasco Ibáñez, según se acordó en la asamblea realizada ayer tarde en el salón de actos de la residencia del Carmen.

El portavoz de la plataforma, Faustino Villora, recordaba que hasta el momento la administración no ha hecho mucho por el barrio ni tan siquiera los equipamientos previstos en el planeamiento aprobado hace unos años y explicaba que «pese a figurar en los presupuestos de Aumsa y del ayuntamiento cantidades millonarias para invertir en el Cabanyal desde 2002, año del inicio del proceso de compra de viviendas, la mentada empresa sólo ha adquirido 32 casas». El portavoz explicó que en estos momentos Aumsa ofrece a los propietarios de viviendas entre 450 y 500 euros por metro cuadrado mientras que por la llamada Casa de la Palmera ha llegado a pagar 1.100 euros por metro cuadrado «cuando ese edificio se derribe habrá viales del llamado bulevar San Pedro. Por contra, la Generalitat paga por las expropiaciones para la obra del tranvía a 1.800. Las diferencias entre las cifras de adquisición son, en nuestra opinión, considerables». Por su parte, los representantes de la plataforma lamentan que desde las instituciones se haya alentado un inicio de la prolongación hasta en siete ocasiones pero nunca ha empezado nada.