Barberá deberá consultar al Gobierno para nuevos créditos al superar la deuda el 115%

Valencia apuesta por las inversiones en el plan de El Cabanyal, Ciutat Vella y la Copa del América

2005-11-19Publicat per: El País
Responsables y coherentes con la realidad. Así definió ayer la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, los presupuestos del Ayuntamiento para 2006, que crecerán un 4,8% frente al 9,1% del ejercicio anterior y mantendrán un alto nivel de endeudamiento que exigirá la supervisión del Gobierno para contratar nuevos préstamos. Barberá consideró que los presupuestos, que ascenderán a 683,4 millones de euros, conjugan "las demandas ciudadanas" y la "ambición de ciudad". El PP mantiene su apuesta por el plan de El Cabanyal, inversiones en Ciutat Vella y la Copa del América. El porcentaje de crecimiento de las cuentas municipales frente a 2005 se reduce a la mitad, a pesar de lo cual para la alcaldesa el presupuesto "es expansivo" y "responde a las prioridades, inquietudes y retos de la Valencia de 2006", que afrontará la organización del Foro Mundial de Ciudades contra la Pobreza, el Encuentro de la Familia, regatas de la Copa del América y el Mundial de Atletismo de Pista Cubierta.

El presupuesto del Ayuntamiento -683.471.932,7 euros, que sube a 803.425.220 euros con empresas municipales y organismos autónomos- se verá condicionado por el fuerte endeudamiento, debido en parte al crédito extraordinario de 64,8 millones de euros pedido para realizar obras con vistas a la Copa del América de 2007. Según explicó el concejal de Hacienda, Silvestre Senent, la deuda a 1 de enero de 2006 ascenderá a 772 millones de euros, el 122,8%. Este elevado porcentaje se verá reducido al 115,5% cuando se realice la liquidación del actual presupuesto, puntualizó Senent. No obstante, al superar el 110%, el Ayuntamiento se verá obligado a solicitar autorización al Gobierno para contratar 56,5 millones de euros en préstamos para afrontar el capítulo de inversiones de 2006.

La alcaldesa centró la presentación de los presupuestos en el capítulo de inversiones y transferencias de capital, que suma 74.161.855,18 euros, lo que supone una subida del 7,2%. En el desglose de las actuaciones previstas para cada concejalía, Barberá destacó el incremento en las áreas de bienestar social que, con un total de 19 millones de euros, aumentan su dotación un 6,6%, destinada principalmente a ayudas a domicilio y otros programas asistenciales. También resaltó la alcaldesa los refuerzos para la seguridad ciudadana, que contará para la Policía Local y los bomberos con 92,3 millones de euros.

"Los presupuestos mantienen la intensidad del ritmo inversor", señaló Barberá. Este "ritmo inversor" se reforzará en actuaciones de renovación urbana, dotaciones deportivas y culturales proyectadas con vistas a la Copa del América, y también se notará en El Cabanyal, donde el equipo de gobierno del PP mantiene su plan de abrir la avenida de Blasco Ibáñez a través del barrio, aunque no podrá actuar en la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC) hasta que lo decida el Tribunal Supremo. Barberá resaltó que el Ayuntamiento invertirá seis millones de euros en la urbanización prevista en el plan de El Cabanyal, además de continuar, con una dotación escasa, la compra de viviendas para abrir la avenida y acometer la expropiación de suelo escolar. Aunque no todas las inversiones están ya asignadas a proyectos concretos en los barrios, Ciutat Vella se perfila como el distrito más beneficiado, con al menos 10,6 millones de euros, que se gastarán en la plaza de l'Almoina, urbanización del centro histórico, la rehabilitación de la plaza Redonda y del Mercado Central. En el distrito de Poblats Marítims, los 11,2 millones de euros asignados se destinarán a alcantarillado, expropiación de suelo escolar en El Grau, el mencionado plan de El Cabanyal y actuaciones en jardines.

Barberá también resaltó la remodelación del velódromo Luis Puig para la celebración del mundial de atletismo, la adquisición de nuevo suelo escolar, y obras de saneamiento y alcantarillado, entre otros planes. El presupuesto, que en el 43% se financiará con impuestos -incluidos las transferencias del Estado-, se llevará para su aprobación al pleno de este mes, indicó la alcaldesa.