El PSPV y EU emplazan a Barberá a abandonar el plan para prolongar Blasco Ibáñez

El Supremo confirma la vía de casación y deja el plan de El Cabanyal en el aire

2005-09-29Publicat per: Levante
El Tribunal Supremo ha estimado el recurso de queja presentado por la Federación de Asociaciones de Vecinos relacionado con el proyecto urbanístico de El Cabanyal, por lo que ahora se podrá formalizar el recurso de casación contra la sentencia que estimó ajustada a derecho la aprobación del Plan Especial de Protección y de Reforma Interior.

Desde la Federación de Vecinos se explica, a través de un comunicado, que el TSJ no admitió en su día el recurso de casación por entender que la sentencia recurrida se basaba únicamente en derecho autonómico y, por tanto, no era susceptible de recurso ante el Supremo. Entonces, los vecinos trasladaron su queja al Supremo, que ya se pronunció en esta línea dando la razón a la plataforma Salvem el Cabanyal.

Con el auto los vecinos logran un triunfo en su defensa para rehabilitar el Cabanyal y en contra de la prolongación lineal. Una línea defendida desde la organización hace años y mantenida en la época presidencial de Carmen Vila y Antonio Cañuelo y ahora de Mª José Broseta. El primer teniente de alcalde, Alfonso Grau, ha considerado «lógico» el auto. En un comunicado, Grau afirma que «deja las cosas igual que estaban tras la sentencia del TSJ» y reitera que «el plan sigue adelante a excepción de la zona que queda pendiente de la decisión judicial». Tanto PSPV como EU coincidieron ayer en pedir a la alcaldesa que abandone la idea de abrir la avenida de Blasco Ibáñez al mar por medio del BIC del Cabanyal.

El portavoz del PSPV Rafael Rubio calificó el auto de «bofetada política a Rita Barberá» que venía insistiendo en que el tema estaba judicialmente resuelto. Para Rubio, ha llegado la hora de dialogar entre todos y buscar una solución sin prolongación de la avenida. Además, el concejal se pregunta qué sentido tiene ahora la sociedad mixta creada. La concejala de EU Victoria González indicó que esperan que «tanto el equipo de gobierno como la sociedad mixta empiecen a pensar seriamente en abandonar el proyecto y entiendan que cada vez es más difícil llevarla a cabo. Hace tiempo que lo veníamos anunciando».