La FSP-UGT cifra el coste en 60.000 euros y la conselleria dice que no supera los 24.000

Concha Gómez (secretaria autonómica de Cultura) se construye un comedor privado y un aseo junto a su despacho

2005-09-21Publicat per: Levante
La secretaria autonómica de Cultura y Política Lingüística, Concha Gómez, se ha hecho construir un comedor privado y un aseo junto al despacho que ocupa en la sede de la conselleria de Cultura, Educación y Deportes en la Avenida de Campanar de Valencia. La Federación de Servicios Públicos de la UGT denunció ayer esta decisión y aseguró que las obras que están en marcha supondrán un gasto al erario público de cerca de 60.000 euros. Fuentes de la conselleria admitieron los trabajos de reforma, pero los minimizaron y rebajaron el importe denunciado por el sindicato ya que, dijeron, en ningún caso superará los 24.000 euros.

Un portavoz autorizado de la conselleria justificó las obras en razón de las tareas que tiene asignadas Concha Gómez. Según explicó la secretaria autonómica de Cultura se ve obligada en muchas ocasiones a almorzar en la conselleria por lo que, añadió, a la larga resulta más económico que coma junto a su despacho y no en la cafetería de la conselleria. Además, el citado portavoz indicó que en otras ocasiones Concha Gómez ha de mantener reuniones con personalidades de la Cultura que aconsejan cierta confidencialidad. La sala, matizó, no sólo servirá como comedor sino también como sala de reuniones.

Idénticas razones se ofrecieron desde la conselleria para justificar que se haya construido un aseo para, llegado el momento, tener un sitio donde arreglarse en el caso de que tenga que asistir a un acto. Las fuentes de la conselleria indicaron que es normal que la secretaria autonómica disponga de un aseo junto a su despacho como lo tienen la mayoría de los directores generales de la casa.

Desde la conselleria se restó importancia al alcance de las obras. Se insistió en que el comedor privado es una pequeña sala continúa al despacho oficial que se ha adecuado como pequeño comedor y sala de reuniones y en el que se instalará una mesa redonda, una pequeña nevera y un microondas. Respecto al cuarto de baño, resaltaron que es un pequeño cuarto sin ducha que se encuentra junto con otro cuarto de baño por lo que se han aprovechado las tuberías.

En cuanto al coste de las obras las fuentes de la conselleria indicaron que los trabajos habían corrido a cargo de los arquitectos de la casa e insistieron en que se trataba de unos trabajos menores y muy sencillos. Se da la circunstancia de que la conselleria de Cultura ya cuenta con un comedor privado, ubicado junto al despacho del conseller. Esta dependencia, que se usa también como sala de prensa, fue habilitada en los tiempos en que el socialista Ciprià Ciscar fue titular de Educación con el Gobierno de Joan Lerma. También el Palau de la Generalitat posee desde aquel entonces un comedor privado. Aunque en algunas conselleries se ha habilitado en alguna ocasión una sala para almuerzos, no es habitual esto tipo de dependencias y menos para uso del segundo escalón. De hecho, que haya trascendido es la primera vez que un secretario autonómico disfrute de una prerrogativa de estas características.

Para el responsable del sector de la Generalitat de la FSP-UGT, Gonzalo Fernández, las obras en la conselleria de Cultura son una «indecencia política». Fernández denunció que Gómez se haga un comedor privado mientras que es «cicatera» con sus trabajadores. Puso como ejemplo la asfixia económica al Instituto de Restauración que depende de esta secretaría. Los restauradores trabajan por cuenta propia y en algunos casos se les debe hasta 7.000 euros por persona, según denunció el sindicalista.