Archivan la querella de Grau y el PSPV pide que pague las costas

2005-08-03Publicat per: Levante
El juzgado de instrucción número 10 de Valencia ha archivado la querella que el concejal de Grandes Proyectos y vicepresidente de Aumsa, Alfonso Grau, presentó el 18 de mayo contra el miembro de la plataforma Salvem el Cabanyal, Faustino Villora, y diez okupas que se oponían a los derribos del Cabanyal. Grau los acusaba de supuestos delitos de usurpación y coacciones, ejercidas con «violencia», según Grau, por introducirse en una de las casas, hacer salir a los operarios de la contrata de derribo y colgar una pancarta.

«En el auto de archivo de la denuncia no se deduce ni siquiera la comisión de una falta. Nos entró risa al ver lo que alegaba porque las pruebas que aportaba eran los recortes de prensa», aseguró el letrado José Luis Ramos, quien lanzó cuatro preguntas a Alfonso Grau. «Tras presentar la acusación penal que no se fundamenta y que era una denuncia caprichosa, los gastos procesales que ha generado en nombre de Aumsa, ¿los va a asumir personalmente?»; el abogado recordó que tras paralizarse las obras por el juzgado el ayuntamiento solicitaba un millón de euros de indemnización -no detallada ni justificados sus conceptos- y Aumsa otros 60.000, «si es cierto este perjuicio, deberían asumir ellos estos costes».

Y el resto de gastos -como los que generará las reparaciones- «provocados por una actividad ilegal [los derribos] ¿los asumirán ellos [los concejales del PP] o los pagaremos todos?». «Alfonso Grau debería asumir los costes de la querella caprichosa que ha presentado. Y los costes de restaurar los edificios que los asuma el Partido Popular», apuntó el concejal socialista, Francisco Carsí quien, junto a la edil de EU, Victoria González, fueron duramente criticados por Grau el día en que se paralizaron los derribos, «por defender la actuación y que no hubo violencia».

Al respecto, González aseguró ayer que el auto demuestra que «los derribos eran ilegales, tal como sostuvimos en su momento, y por eso intentamos paralizarlo y conseguimos que se siguieran derribando». Y añadió: «Espero que mande a las brigadas para reparar los edificios lo antes posible y que actúe más rápidamente que actuó ayer [en referencia al lunes, durante la muerte de una mujer en la playa atropellada por una máquina]. Carsí defendió que ha llegado «el momento de dialogar para salvar El Cabanyal».

Fuentes municipales aseguraron ayer que el ayuntamiento acatará la, como no puede ser de otra manera y como siempre lo hace, la medida judicial» y acusó al PSPV, EU y a los Salvem de «ofrecer una interpretación que nada tiene que ver con a realidad».