A por el Cabanyal: ahora el bulevar San Pedro

2005-07-16Publicat per: Levante
Perdida la última batalla por llevar adelante la prolongación de la Avda. Blasco Ibáñez, y siendo consciente la Sra. Barberá, de que el tema pinta mal y además va para largo, sin duda sus estrategas le deben haber aconsejado que si lo que quiere es seguir haciendo daño, lo mejor sería intentarlo con la apertura del bulevar San Pedro. Porque sin duda se trata de hacer daño, ya que otra explicación para esta estrategia resulta difícil de encontrar. ¿Qué otro objetivo se pretende conseguir con la puesta en marcha de esta unidad de actuación que entre otras muchas cosas supone la demolición de 130 viviendas, la inmensa mayoría de ellas protegidas por el Plan General? Según dice la propia memoria del P.E.P.R.I. se trata de la apertura de un «elemento fundamental del eje estructurante norte-sur». En otras palabras, derribar muchas de las casas mas antiguas y con mayor nivel de protección del Cabanyal y hacer en su solar, un jardincito alargado y todo con el argumento de que se trata de regenerar una de las áreas más degradadas del barrio. ¿De verdad es intención de la Sra. Barberá, una vez más, detener e impedir la degradación del barrio, potenciando en este caso un eje norte-sur? Si de verdad es esa su intención y cree que este nuevo eje puede ayudar, desde la Asociación de Vecinos le proponemos que emprenda otras acciones menos sangrantes para el patrimonio cultural de la ciudad, con mucho menor coste económico, sin ningún coste social y con mucha mas capacidad revitalizadora para el conjunto del barrio. Me estoy refiriendo a la peatonalización del eje, también norte-sur, constituido por la calle Rosario, plaza Cruz del Canyamelar, calle de los Ángeles, plaza Virgen de la Vallivana y calle Nicolau Monsoriu, así como la peatonalización de la calle José Benlliure. Y todo ello acompañado con las actuaciones de requipamiento y creación de zonas verdes que contempla el plan a lo largo de estas dos antiguas espinas dorsales del barrio. ¿Por qué inventarse nuevos ejes estructurantes norte-sur, si el barrio ya cuenta con antiguas calles mayores que históricamente han cubierto esa misma función y que agrupan a gran parte del comercio actual? ¿Por qué empeñarse ahora en hacer sangre con el bulevar San Pedro, si justo la calle siguiente se piensa convertir en espina dorsal del eje norte-sur, integrando la mayor parte del requipamiento previsto para el barrio, y además con un coste patrimonial y social, cero?

Sra. Barberá, si de verdad es su ilusión convertir la ciudad de Valencia en un referente europeo, y que la revitalización del patrimonio sea un eje básico del desarrollo de la ciudad, y todo ello con «la participación de los vecinos y los proyectos de integración», tal como rezan las conclusiones del estudio elaborado por el Centro de Estrategias y Desarrollo de Valencia (CEyD) que Ud. misma ha encargado, algo se está haciendo mal y el P.E.P.R.I. del Cabanyal sería el mejor ejemplo para demostrarlo. El plan del Cabanyal ha sido calificado por un medio tan poco sospechoso como es el periódico conservador Le Figaro, y en un titular a toda pagina en la sección de patrimonio y cultura, como «Vandalisme officiel en Espagne. Respecto a la participación de los vecinos que le vamos a decir que Ud. no sepa. La última modalidad de participación nos ha llegado de manos de la sociedad mixta que se han inventado, un club reservado solo para millonarios, en el que participar cuesta un mínimo de 200.000 euros por cabeza. Sra. Alcaldesa, permita un par de consejos de un humilde contribuyente, aunque sea cabanyalero: no malgaste el dinero que no tenemos en esta ciudad, en querer hacer el bulevar San Pedro, que va de ningún sitio a ninguna parte, con la cantidad de cosas interesantes y bonitas que se pueden hacer en el Cabanyal. Tampoco se gaste el dinero en deslumbrantes Planes Estratégicos cuyo cumplimiento requiera de la participación ciudadana; en esta ciudad son papel mojado. Aquí funcionan otros métodos, se lo decimos desde el Cabanyal, que alguna experiencia hemos acumulado en los últimos años.

* Vicepresidente de la AV Cabanyal-Canyamelar