La aportación privada suma 15,75 de los 35 millones del capital social

Doce constructoras entran como accionistas en la empresa que hará la apertura de Blasco Ibáñez

2005-07-13Publicat per: Las Provincias
Doce empresas constructoras acordaron ayer su entrada como accionistas en la sociedad mixta que se encargará del plan del Cabanyal y la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. La aportación privada suma 15,75 de los 35 millones de euros del capital social que tendrá la nueva compañía.
Una docena de empresas del sector inmobiliario y de la construcción, dos de ellas como unión temporal, formarán parte del consejo de Administración de la empresa mixta que se encargará del plan urbanístico del Cabanyal, que incluye la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

Así lo adelantó ayer el concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, tras una reunión mantenida con representantes de dichas compañías, donde se definió el número de acciones que comprará cada una.

Los estatutos de la empresa fijan una aportación mínima de 200.000 euros y una máxima de dos millones de euros. En total, el capital privado será de 15,75 millones de euros, mientras que la Administración destinará 19,25 millones de euros, a repartir entre el Ayuntamiento y el Instituto Valenciano de la Vivienda.

El edil dijo que ocho de las empresas querían la máxima participación, aunque debido a que se sobrepasaba el capital social hubo que acordar un prorrateo de 1,8 millones de euros cada una.

Se trata de Necso, Villegas, Armiñana Promociones Inmobiliarias, Urbis, Salvador Vila, Calviga, Ecisa y Urbana Ducat. Otras cuatro han preferido entrar con una aportación menor. Sedesa Urbana comprará acciones por 500.000 euros, mientras que la unión temporal de Edifesa y Pavasal se quedará con 200.000 euros, la misma cantidad que GIC Promociones Urbanas.

A partir del acuerdo cerrado ayer, se estima que en un plazo de un par de semanas ya se estará en condiciones de acudir al notario para firmar la compra venta de acciones. El plan del Cabanyal incluye el derribo de 1.650 viviendas para la apertura de la avenida Blasco Ibáñez y el bulevar San Pedro, entre las principales obras de urbanización.

No obstante, también se han previsto 1.500 nuevas viviendas de protección oficial, además de colegios e institutos, entre otros equipamientos públicos. Sobre los derribos, está pendiente el recurso de casación presentado por la plataforma Salvem el Cabanyal para la zona protegida, aunque esto representa el 2% de la superficie del plan, por lo que la empresa podría encargar otras obras.