Urbanismo da vía libre al Museo de la Semana Santa en cinco viviendas del barrio

El PSPV insta a desistir de la prolongación y actuar en El Cabanyal

2005-06-23Publicat per: Levante
El PSPV, después de las últimas decisiones judiciales que han paralizado los derribos en El Cabanyal y admitido la casación ante el Supremo de los vecinos, lanzará hoy en el pleno del Ayuntamiento de Valencia la propuesta de modificar el planeamiento desistiendo de la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez e intervenir de forma inmediata en el resto. La moción del PSPV plantea que se puede actuar en 39 unidades de actuación, de modo que en el plazo máximo de ocho años pudieran estar concluidos todos los equipamientos, viviendas de protección oficial y zonas verdes previstas.

Ya en 1999, cuando se expuso al público el plan especial, el grupo municipal socialista presentó sin éxito una enmienda en la que proponía la exclusión de las áreas que afectaban directamente a la ampliación de la avenida hasta el mar. Este proyecto, según el texto que hoy defenderá el portavoz del PSPV, Rafael Rubio, en el pleno, «provoca la ruptura de la trama urbana, destruye centenares de viviendas y expulsa de sus hogares a miles de vecinos». Estas unidades suponen derruir 1.338 viviendas y afectan a 1.761 personas. La situación jurídica actual, derivada de la aceptación del recurso de queja presentado ante el Supremo por el Instituto de Defensa de Intereses Patrimoniales, Culturales y Artísticos del Cabanyal-Canyamelar más los autos paralizando los derribos, «cuanto menos hace presuponer la necesidad de actuar con absoluta cautela antes de proceder a cualquier derribo o incluso a permitir indirectamente cualquier deterioro urbanístico o social del espacio delimitado para abrir la avenida» según Rubio. Lo que le llevará a proponer hoy al equipo de Barberá que se desista de la prolongación y se redacte en este ámbito un planeamiento similar al resto.

Tras recordar que hace cuatro años que se aprobó el pepri, el PSPV urge en la moción a que se intervenga sin mayores dilaciones. En primer lugar, en la rehabilitación de los 560 inmuebles catalogados. Y, a continuación, en las distintas unidades «no polémicas» que supondrían la construcción de un nuevo centro escolar, ocho nuevas plazas y zonas verdes, nueve equipamientos socio-culturales, dos deportivos y diez parcelas de patrimonio municipal del suelo donde levantar casi 400 VPO.

El PSPV propone que se reserven partidas económicas para poder empezar a trabajar en el barrio, al tiempo que se abre el diálogo con los vecinos que se oponen a la prolongación. Además, la propuesta incluye la recomendación de forzar a los propietarios de inmuebles catalogados vacíos o que necesiten rehabilitación a que soliciten licencias ya (con sus correspondientes ayudas oficiales). La plataforma Salvem el Cabanyal propugnó, en su última asamblea tras las novedades judiciales, algo similar.

Comisión de urbanismo

Por otra parte en la comisión de Urbanismo del próximo lunes se aprobará someter a información pública la modificación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) de El Cabanyal-Canyamelar para cambiar el uso de residencial a sociocultural de cinco viviendas en las calles Amparo y Rosario de este barrio para ampliar el Museo de la Semana Santa Marinera. En los tres números de la calle Rosario se rehabilitará, respetando la fachada y la altura de cornisa. Las dos viviendas de la calle Amparo se derribarán. El museo estará conectado con el antiguo molino de arroz, según explicaron ayer fuentes del área de Urbanismo que dirige Jorge Bellver.

La comisión también tratará el dictamen a la consulta del Ateneo Mercantil del Puerto para trasladar el salón de actos a la primera planta para poder destinar la tercera y cuarta a las aulas de músicos .