El Ayuntamiento hará tres parking en el Cabanyal mientras paraliza las obras en la zona protegida

2005-06-04Publicat per: Terra
El Ayuntamiento estudiará la viabilidad de tres aparcamientos emplazados en el Cabanyal y cuyos terrenos están regulados por el plan urbanístico del barrio. Sin embargo, Alfonso Grau anunció que acatarán la suspensión y no continuarán con los derribos en la zona protegida, aunque sí que actuarán donde no exista resolución judicial.
El barrio del Cabanyal contará para el 2007 con tres aparcamientos. O al menos, esta es la intención del equipo de Gobierno, que en la Junta celebrada ayer decidió encargar a AUMSA un plan de viabilidad para tres subterráneos situados dentro del ámbito de actuación del PEPRI (Plan Espacial de Protección y Reforma Interior).

Así, mientras los derribos en la zona protegida se paralizan tras la admisión a trámite del recurso de casación presentado por Salvem el Cabanyal ante el Tribunal Supremo, el equipo de Rita Barberá continuará trabajando en el resto de actuaciones que se quedan fuera de la zona de Bien de Interés Cultural (BIC).

'En la zona BIC no se continuará con las demoliciones hasta que esté resuelto el tema jurídico, pero si hay posibilidad seguiremos comprando inmuebles que voluntariamente se quieran vender. En las zonas donde no hay impedimento legal vamos a continuar trabajando', señaló Grau. De hecho, el concejal de Grandes Proyectos dio datos de las próximas actuaciones del PEPRI: 'Se va a poner en marcha el proyecto en el bulevar San Pedro y en la parte este de la futura prolongación'.

En esta zona es donde se situará uno de los subterráneos proyectados, entre las calles Astilleros y doctor Lluch. El Ayuntamiento prevé expropiar los terrenos de la zona para poner en marcha un complejo educativo cultural, como establece el plan urbanístico, acompañado de dotaciones deportivas. En el subsuelo quedará el parking, que también dará servicio a los visitantes a la playa mediante plazas en rotación.

Los otros dos aparcamientos se ubicarán en la calle Martí Grajales, en las inmediaciones del mercado del Cabanyal, al que también prestará servicio, y en la plaza Calabuig, donde el plan establece la sustitución de varias casitas y una nave industrial por servicios para el barrio. En el subsuelo se emplazará el aparcamiento.

Además, el Centro Histórico también contará con un nuevo espacio de aparcamiento subterráneo en la plaza Vicente Iborra. El concejal de Grande Proyectos explicó que, debido a su ubicación, se realizará el correspondiente estudio arqueológico para descartar completamente la presencia de restos históricos.

Para dar luz verde a estos cuatro proyectos, la Junta de Gobierno solicitó ayer a AUMSA un plan de viabilidad para proceder más tarde a la construcción y explotación del proyecto a través de un concurso. En total, se trata de cerca de 500 plazas entre las cuatro equipaciones, que tardarán 20 meses en ejecutarse tras el citado concurso.