El Ayuntamiento de Valencia seguirá con la compra de viviendas y otras actuaciones

Los derribos en El Cabanyal se paran hasta la decisión del Supremo

2005-06-01Publicat per: El País
Los derribos previstos por el Ayuntamiento de Valencia en el entorno BIC (Bien de Interés Cultural) de El Cabanyal para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez quedarán suspendidos hasta que se pronuncie sobre el plan el Tribunal Supremo, según admitió ayer el teniente de alcalde, Alfonso Grau. "Esperaremos lo que haga falta", dijo Grau, "convencido" de que el alto tribunal dará la razón al Ayuntamiento. Otro juzgado ha ampliado la paralización cautelar de los derribos en el barrio, anunció Salvem El Cabanyal, que reivindicó una negociación "de toda la ciudad" sobre el plan.

El equipo de gobierno encabezado por la alcaldesa, Rita Barberá, reconoció ayer que el proceso judicial en torno al barrio de El Cabanyal sigue abierto y que afectará a sus planes. La admisión de la queja de Salvem El Cabanyal ante el Supremo implicará la revisión en casación de la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano el año pasado, al contrario de lo que mantuvo hasta el lunes el PP. La propia alcaldesa aseguró el pasado sábado que el Supremo sólo había admitido a trámite el recurso de queja del colectivo ciudadano, lo que no suponía impedimento para mantener el plan de El Cabanyal aceptado por la sentencia dictada por el TSJ el pasado otoño.

Alfonso Grau, quien también defendió esta postura y la ejecución de derribos, admitió ayer que el Supremo "da traslado para presentar un recurso de casación", por lo que el caso no está cerrado y el Ayuntamiento deberá responder de nuevo a los argumentos en contra de su plan que presentará Salvem El Cabanyal. El teniente de alcalde subrayó que fuera del entorno BIC "nadie ha puesto en tela de juicio el plan" del equipo de gobierno. La suspensión de los derribos previstos se mantendrá en esa zona, pero el Ayuntamiento seguirá "comprando viviendas" para prolongar en un futuro la avenida de Blasco Ibáñez y con la gestión de la sociedad mixta creada para ejecutar el plan, según anunció Grau.

El teniente de alcalde consideró el de ayer "un mal día para El Cabanyal" y su rehabilitación, y se mostró "convencido" que la justicia, como en el caso del TSJ, dará finalmente la razón al Ayuntamiento.

Grau acusó a Salvem El Cabanyal de buscar "todas las triquiñuelas del Estado de Derecho" para paralizar el plan poco después de que la plataforma hiciera público otro revés judicial para el Ayuntamiento. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Valencia ha ampliado la suspensión cautelar pedida por la plataforma a principios de mes contra el derribo de una casa del barrio a otros seis edificios que ya tenían licencia de demolición del Consistorio, lo que para Salvem El Cabanyal respalda su tesis de que la justicia no ha dado vía libre al plan del PP. Su abogado, José Luis Ramos, acusó ayer al Ayuntamiento de actuar "con mala fe" al intentar seguir con las demoliciones tras la primera paralización cautelar. Grau sólo ordenó parar las actuaciones después de que vecinos y la plataforma impidieran el derribo de dos casas hace dos semanas.

Rechazo a la negociación

El portavoz de la plataforma Salvem El Cabanyal, Faustino Villora, reivindicó ayer de nuevo que el plan del barrio "es un asunto de toda la ciudad y tiene que ser negociado por toda la ciudad". Villora afirmó que es necesario un acuerdo que implique a la federación de vecinos, colectivos como el que él representa y partidos políticos, frente a la actitud cerrada al diálogo que achacó a la alcaldesa, Rita Barberá, cuya postura calificó de "dictatorial e inflexible". Los representantes de la plataforma comparecieron acompañados por el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Rafael Rubio, quien apoyó la petición de diálogo, y la concejal de EU-L'Entesa María Victoria González. El abogado José Luis Ramos, ante la postura del PP de no conceder representatividad a la plataforma, resaltó que no es un problema de que sus miembros sean "3 o 33", sino de que han logrado el "respaldo de la legalidad" en su defensa "del patrimonio histórico". El teniente de alcalde, Alfonso Grau, repitió que no tiene "nada que negociar" con Villora "desde el chantaje y la presión", y afirmó que le ofreció diálogo en un debate televisivo antes de conocerse la sentencia del TSJ que apoyó al Ayuntamiento y no recibió respuesta.