Ha admitido a trámite el recurso contra los derribos

El Supremo hablará del Cabanyal

2005-05-30Publicat per: Metro
El Tribunal Supremo ha admitido el recurso de queja que presentó la plataforma Salvem el Cabanyal contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que dio luz verde al Ayuntamiento para acometer la prolongación de Blasco Ibáñez y el Plan Especial de Reforma del Cabanyal-Canyamelar.

La decisión del Supremo supone, según explicó el portavoz de la plataforma, Faustino Villora, que la sentencia del TSJCV “no es firme”, como afirmaba la alcaldesa Rita Barberá, por eso “el Supremo acepta su competencia en el caso y dictará luego su sentencia”, añadió.

Expolio del patrimonio

El TSJCV tomó su decisión basándose en la Ley de Patrimonio Histórico Valenciana. El TS basa la suya en la competencia que el estado tiene reservada en materia de expoliación del patrimonio.

Es decir, si la ley autonómica permitiera el derribo de un Bien de Interés Cultura -como la zona del Cabanyal afectada por el plan especial y la ampliación-, se convertiría en un acto de expolio que el Ministerio de Cultura tendría que frenar porque es el que tiene la última palabra. Ahora, el Ayuntamiento “deberá pedir una ejecución provisional si quiere continuar con el plan de prolongación de Blasco Ibáñez”, comentó, aunque según la jurisprudencia, en casos donde la ejecución puede producir daños irreparables o irreversibles “como es este, no debe dictarse esa ejecución provisional”, puntualizó Villora.

A la espera de lo que suceda en el Supremo, Salvem el Cabanyal ha pedido que se paralicen cautelarmente los derribos de viviendas, incluso los que sean propiedad del Ayuntamiento, al entender que “no son propiedad suya sino patrimonio de la ciudad”, señaló Villora.

Por su parte, Rita Barberá aseguró que los derribos continuarán, ya que “estamos únicamente ante la aceptación a trámite de una queja” y “el propio auto del Supremo no implica ninguna paralización de los derribos”. “Proseguirán mientras no haya una sentencia firme”, añadió.