“El Ayuntamiento nos acusó de coaccionar a los albañiles”

2005-05-29Publicat per: Las Provincias
Representantes políticos de la oposición acompañaron ayer a los vecinos del Cabanyal y Pavimar a la rueda de prensa que ofrecieron para los medios. La concejala de EU María Victoria González dijo que las personas que paralizaron los derribos de los primeros inmuebles para la ampliación de Blasco Ibáñez no son “sospechosas”.
“Se nos acusó de violentos –comentó González– y de entrar a la fuerza y coaccionar a los albañiles de AUMSA, y esto no fue así porque yo estuve allí”.

La edila coincidió con Francisco Carsí, del PSPV, en la idea de que la prolongación “es un proyecto que se ha conseguido con los votos del gobierno del PP”.

Este es un progreso “que no compartimos y que han emprendido solos, y así no se va a ninguna parte”, selló Carsí. Propusieron el diálogo para emprender la rehabilitación del barrio, “que hace falta”.

La alcaldesa “debe reconocer que el proceso no ha acabado como ella quería hacer ver a todos. En su interior no se lo ha creído nunca y ha actuado mediante la intimidación”, aseguró Carsí.

La abogada representante de la asociación de vecinos de Pavimar mencionó que el Tribunal Superior de Justicia “intentó cerrar la puerta a la última instancia” de Salvem contra el Plan de Reforma y Protección del Cabanyal (PEPRI). Además, reseñó que el Ayuntamiento “no puede actuar” con las viviendas del barrio “como si fueran chalés de su propiedad”.

Vicente Gallart, vicepresidente de la asociación de vecinos del Cabanyal, criticó “en nombre de los que se sientan representados por esta agrupación” que el Consistorio “no ha invertido ni un euro desde que puso en marcha el plan en la zona”. Los residentes denunciarán “la discriminación del barrio” ante la Federación de Vecinos “e incluso ante el Ministerio”.