LA PLATAFORMA SE BASA EN QUE EL SUPREMO HA ADMITIDO SU QUEJA Y LA ALCALDESA ASEGURA QUE ESTE TRÁMITE "NO IMPLICA NINGUNA PARALIZACIÓN"

"Salvem" pide la paralización de derribos en el Cabanyal y Barberá se niega

2005-05-28Publicat per: Panorama actual
El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso de casación de la Plataforma Salvem el Cabanyal-Canyamelar, lo que confirma, según esta asociación, que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana "no es firme ni definitiva", por lo que exigieron que se paralicen los derribos hasta que finalice "verdaderamente" el proceso judicial, porque, dijeron, suponen una "pérdida irrecuperable del patrimonio de la ciudad". La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, afirmó que continuarán los derribos en el barrio del Cabanyal-Canyamelar. Señaló que "estamos únicamente ante la aceptación a trámite de una queja" y que "el propio auto del Tribunal Supremo no implica ninguna paralización de los derribos".
El portavoz de la Plataforma Salvem el Cabanyal-Canyamelar, Faustino Villora, exigió, tras conocer a última hora de este viernes que el TS admite a trámite su recurso, que "no se tire ninguna casa más porque se ha demostrado que la sentencia del TSJ no es firme".

Por ello, pidió que se paralicen "cualquier derribo de casas que sean propiedad del Ayuntamiento de Valencia, a través de Aumsa, porque no son propiedad suya particular, sino que son patrimonio de la ciudad".

En su opinión, el Ayuntamiento de Valencia tiene que "respetar" el proceso judicial que sigue en marcha, porque, dijo, "la situación no acaba cuando lo desea la alcaldesa Rita Barberá".

"Si por ellos fuera -en referencia al equipo de gobierno municipal de Barberá- se acabaría el proceso en Valencia, porque están politizando la vida judicial en la ciudad", lamentó Villora.

El portavoz de esta plataforma se mostró "muy contento" porque con esta decisión del Tribunal Supremo "no se cumplen los deseos de la alcaldesa", a la que solicitó que "esperen a la resolución judicial definitiva, a que finalice verdaderamente el proceso".

Por otra parte, denunció la "marginación y la discriminación" que está sufriendo este barrio de Valencia, ya que considera que "no están castigando" en el reparto de inversiones. En este sentido, aseguró que en el reparto de las inversiones del Gobierno central "para adecentar la ciudad, se ha dejado fuera a nuestro barrio".

Por ello, anunciaron que a partir de ahora comienzan una campaña de concienciación, durante la cual visitarán a la Federación de Vecinos de Valencia e "incluso al Ministerio" para "denunciar esta discriminación que no podemos permitir".

No implica paralización

Barberá afirmó que continuarán los derribos en el barrio del Cabanyal-Canyamelar y señaló que "estamos únicamente ante la aceptación a trámite de una queja" y que "el propio auto del Tribunal Supremo no implica ninguna paralización de los derribos".

Barberá realizó estas declaraciones antes del Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, que se celebraba en el Palacio de Congreso de Valencia.

Salvem el Cabanyal anunció en rueda de prensa que el Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación, por lo que pidieron que se paralizaran los derribos hasta que finalice "verdaderamente" el proceso judicial, ya que, señalaron, con este auto se confirma con "no hay sentencia firme" sobre este plan.

Al respecto, Barberá remarcó que el Ayuntamiento es "muy respetuoso" con la Justicia. Sin embargo, matizó que en este caso "no ha habido ninguna sentencia todavía, únicamente el Supremo ha admitido a trámite el recurso de queja, que no de casación, presentado por esta plataforma".

Además, insistió en que el propio auto "no conlleva ninguna orden de paralización de los derribos", por lo que aseguró que estos "proseguirán mientras no haya una sentencia firme".

Por ello, señaló que "habrá que ver el desarrollo del trámite del recurso, en el que el juez dará audiencia a las partes" implicadas y, añadió, habrá que "esperar el pronunciamiento de la Justicia" al respecto.