La Plataforma "Abusos Urbanísticos No" muestra su apoyo a los miembros de "Salvem"

2005-05-19Publicat per: Panorama actual
La Plataforma Abusos Urbanísticos No (AUN) mostró su "total apoyo y solidaridad" hacia los integrantes de Salvem El Cabanyal denunciados por impedir que se llevaran a cabo los derribos de viviendas previstos dentro en el PEPRI de este barrio valenciano y al respecto exigió al Ayuntamiento que desarrolle una política urbanística "al servicio de las personas y no de los intereses de unos pocos".
En ese sentido, esta plataforma, que celebró el jueves una reunión, mostró su "rechazo" a la denuncia presentada por el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau, contra los integrantes de Salvem que impidieron, el pasado martes, el derribo previsto por parte la empresa municipal Aumsa de cuatro inmuebles, situados en el barrio de El Cabanyal, al introducirse en el interior de las casas afectadas.

Al respecto, el portavoz de esta Plataforma, Salvador Blanco, señaló, que lo "razonable" hubiera sido que el Consistorio "paralizara todos los derribos" después de que un juzgado decretara la suspensión cautelar de la demolición de una de las casas afectadas, en espera de la decisión de los tribunales.

Blanco mostró su oposición hacia la política urbanística del Ayuntamiento que, recalcó, "debe estar al servicio de las personas y no de los intereses de unos pocos", pues, criticó, "parece que los planes los hagan los promotores, que tienen intereses privados, y no el Consistorio, que somos todos".

En este sentido, subrayó que a esta asociación "lo que nos preocupa de verdad son las personas y los derechos humanos", y al respecto sostuvo que "puede que los problemas de los abusos urbanísticos que se comenten en Valencia, vengan dados por falta de una auténtica participación ciudadana", añadió. "Nos encontramos -lamentó- con un Ayuntamiento que lo que pretende es degradar a un barrio tan emblemático y tan querido por los valencianos como el de El Cabanyal, llevando a cabo la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez sin escuchar a los vecinos y respondiendo a no se sabe qué intereses".

Por ello, destacó que Salvem "está haciendo un gran trabajo en defensa de los derechos humanos y de los valores medioambientales", por lo que realizó un llamamiento al resto de plataformas y asociaciones de vecinos para que "se solidaricen y muestren también su respaldo" hacia la asociación.