La cuentas suben a 652 millones mientras se espera luz verde al endeudamiento «extra» para inversiones

Barberá reserva 9 millones al plan del Cabanyal en los presupuestos «austeros» del próximo año

2004-11-19Publicat per: Levante
«Realistas, austeros y absolutamente comprometidos» con las necesidades y los «retos» de la ciudad. Así definió la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, los presupuestos municipales para 2005 que ella y los concejales de Presupuestos, Silvestre Senent, y Economía, Alfonso Grau, presentaron ayer.
El presupuesto propio se sitúa en 652 millones -crece un 9% en relación a 2004- y se destinarán 69 millones a inversiones reales y transferencias, a la espera de que el Ministerio de Hacienda autorice al consistorio a superar el nivel de endeudamiento legal con el fin de aumentar las inversiones en la ciudad cara a la Copa del América.
La alcaldesa no quiso decir en cuánto podría aumentar la inversión con esta fórmula porque «todavía se está hablando». Sí lo hizo el concejal Senent que prevé, no 40 millones como se ha barajado, sino entre 180 y 200 millones para inversiones mediante recurso al crédito. Esto situaría el nivel de endeudamiento de las arcas municipales -que actualmente está al límite legal del 110%- entre el 115 y el 120%. Cuando Hacienda autorice el endeudamiento extraordinario, el consistorio incorporará nuevas inversiones al presupuesto vía modificación de credito.
El «esfuerzo inversor» va a tener el año próximo «mayor reflejo» en la fachada marítima. De hecho, el equipo de gobierno ha reservado una partida de 9 millones de euros para impulsar el plan especial del Cabanyal-Canyameral y la intervención urbanística en el barrio. La alcaldesa confió en que esta actuación reciba aportaciones de otras administraciones, de hecho la prolongacion de Blasco Ibáñez está incluida en el plan de embellecimiento vinculado a la Copa del América y pendiente de financiación por parte del Gobierno central. El impulso al plan del Cabanyal y a la prolongación hasta el mar de Blasco Ibáñez, una de las grandes aspiraciones urbanísticas de Barberá, se produce después de que el Tribunal Superior fallase en septiembre pasado a favor del proyecto. Senent informó que la partida para el Cabanyal se destinará a expropiaciones y derribos.
El ayuntamiento destinará ocho millones a expropiaciones para ejecutar equipamientos y zonas verdes. En estos 8 millones se incluye, además de una partida de 3,5 millones para expropiar los terrenos del colegio Puerto Rico de Russafa, 2,1 millones de euros del convenio con Renfe para adquirir un edificio de viviendas junto a la Estación del Cabanyal que se derribará para la prolongación de Blasco Ibáñez .