Alude a la Ley del Patrimonio Histórico Español y a una posible tutela estatal

El TSJ de Madrid insta al ministerio a que diga si hay expolio en el plan de reforma del Cabanyal

2004-11-06Publicat per: Levante
El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (TSJCM) ha dictado una sentencia por la que insta al Ministerio de Cultura a que se pronuncie sobre la existencia o no de expolio en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del barrio Cabanyal-Canyamelar de Valencia y la posible tutela estatal en una materia de competencia autonómica, aludiendo a la ley de Patrimonio Histórico Español.
La sentencia establece la competencia del Estado para intervenir, si cabe, «desvirtuando los amplios y exhaustivos informes desfavorables» aportados con la denuncia del expolio. Para ello, retrotrae el expediente «al momento anterior a la emisión del acto recurrido para que la dirección General de Bellas Artes, tras oír a la Comunidad Valenciana, se motive expresamente».
Esta resolución, dictada el 3 de noviembre, coincide en el tiempo con la respuesta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) a los recursos de casación presentados por las agrupaciones en defensa del Cabanyal contra su sentencia dictada el pasado 14 de octubre y por la que se aprobaba definitivamente el plan de reforma del barrio. La sala alegaba que no es suficiente para ir ante el Tribunal Supremo alegar que se infringe una normativa estatal.
Una solución política
La coexistencia de dos sentencias contradictorias de dos órganos jurisdiccionales que están al mismo nivel sólo pone de manifiesto la existencia de una contradicción jurídica cuya solución es meramente política.
La resolución madrileña se produce ahora en respuesta al recurso presentado por el Instituto de Defensa e Intereses Patrimoniales, Culturales y Artísticos del Cabanyal-Canyamelar, grupo que defiende la conservación del patrimonio urbanístico de la zona en contra del plan elaborado por el Ayuntamiento y que recientemente el TSJ de la Comunidad Valenciana aprobó levantando la suspensión cautelar que pesaba desde hace tres años.
El grupo en defensa del barrio recurrió ante el Alto Tribunal madrileño una resolución del Ministerio, a través de la dirección general de Bellas Artes y con fecha de 29 de enero de 2001, en la que se declaraba que este plan no vulneraba la ley de Patrimonio Valenciano al no existir acto de expolio y que no había tutela superior del Estado.
La sala de lo contencioso administrativo del TSJCM tilda de «lacónica» esta resolución e insta al Ministerio a razonarla, «no pudiéndose rechazar de plano la posible existencia de expolio» en base a los informes contrarios procedentes de la Generalitat Valenciana, la Sindicatura de Greuges, la Facultad de Derecho de Valencia y la Universidad Politécnica de Valencia, «con independencia de las competencias de supervisar que correspondan a la Comunidad Autónoma» en base a su competencia exclusiva. Y añade que, según la Ley de Patrimonio Histórico,«el órgano competente para recuperar y proteger el hipotético bien expoliado es la Administración del Estado».
El TSJCV rechaza la casación
El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha rechazado en varios autos los recursos de casación interpuestos contra la decisión de mantener el Plan Especial de El Cabanyal de Valencia y la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar, ya que considera que la mera alegación de normativa estatal que los recurrentes creen infringida, como la de Patrimonio Histórico Español, no puede servir para que se abran los recursos de casación sin acreditar su relevancia.