Los vecinos pedirán al Ministerio de Cultura un informe por si el derribo de las casas es “expolio”

El Tribunal Superior rechaza los recursos contra la prolongación de Blasco Ibáñez

2004-11-06Publicat per: Las Provincias
El Tribunal Superior de Justicia ha desestimado los cuatro recursos interpuestos por distintas organizaciones contra la prolongación de Blasco Ibáñez a través del Cabanyal. Los vecinos recurrirán ahora ante el Supremo.
El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana rechazó ayer los cuatro recursos de casación presentados contra la autorización del Plan de Reforma y Protección Interior (PEPRI) del Cabanyal, que prevé la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar a través del barrio.
El Tribunal Superior afirma que este tipo de recurso debe fundamentarse en la infracción de normas estatales, y que la mera “alegación” a una de las mismas, como en este caso hacen los recurrentes con la Ley de Patrimonio Histórico Español, “no puede servir” para abrir un proceso de casación.
El pasado 14 de octubre, el pleno de la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ desestimó los nueve recursos presentados contra el PEPRI del Cabanyal al considerar que era una actuación “perfectamente legítima” y que supondría una “contribución eficaz” a la ordenación urbana.
Ante esta decisión interpusieron recurso de casación el Instituto de Defensa de Intereses Patrimoniales, Culturales y Artísticos del Cabanyal-Canyamelar, las asociaciones de vecinos de Valencia y la de Pavimar y un grupo de particulares.
En sus escritos afirmaron, según informa Efe, que se habían vulnerado normas de derecho estatal relevantes para el fallo y citaron diversos artículos de la Constitución y de la Ley de Patrimonio Histórico Español, al considerar que el posible derribo de determinadas fincas “supone un expolio”.
Solicitud al Ministerio
Al respecto, el Tribunal recuerda que el recurso de casación “se ha de fundar en normas no emanadas de las Comunidades Autónomas” y que la justificación de la infracción de las mismas “es determinante y relevante del fallo de la sentencia”.
El fallo contrario del TSJ no ha mermado las esperanzas de la asociación vecinal Salvem el Cabanyal, que tras conocer la resolución anunció que interpondrá un nuevo recurso, esta vez ante el Supremo. El abogado del colectivo, José Luis Ramos, informó, además, que solicitarán “inmediatamente” un informe sobre el proyecto de prolongación de Blasco Ibáñez al Ministerio de Cultura.
Esta solicitud ya se realizó en 2001, aunque la Administración la negó. La asociación recurrió entonces ante los TSJ de Madrid al entender que Cultura debía pronunciarse sobre el derribo de las casas protegidas, que podría suponer un caso de expolio. “El Ministerio tiene competencias en materia de patrimonio y debe pronunciarse siempre que este corra peligro”, indicó Ramos.
El tribunal madrileño ha dado la razón a los demandantes y afirma que el Ministerio de Cultura tiene suficientes competencias para emitir un informe, que será solicitado en breve. “Esto demuestra que Rita Barberá no tiene luz verde para acometer la obra, ya que un informe contrario de Cultura supondría la anulación del proyecto. En todo caso tendrá luz amarilla, pero lo cierto es que con un documento contrario del Ministerio estaría entre la espada y la pared”, dijo Ramos. El abogado señaló, asimismo, que el inicio de la obra no está encarrilado, ya que todavía debe aprobarse el proyecto de expropiación.