El ayuntamiento demolerá las viviendas del Cabanyal según vaya comprando

2004-10-26Publicat per: Levante
El Ayuntamiento de Valencia demolerá las casas afectadas por la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar según las vaya comprando, según aseguró ayer el concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, en el transcurso de un debate sobre el polémico proyecto en Radio Valencia Cadena Ser. Según los datos facilitados por el también teniente alcalde, de las 1.652 viviendas afectadas, el 90% de los propietarios se ha mostrado dispuesto bien a la permuta o realojo de sus viviendas, bien a vender sus casas. Grau confía que el 10% restante, cuando vean la «bondad» del proyecto se decidan a vender. La expropiación se reserva para «algún recalcitrante» que se quede «en medio de la avenida y que no va a ser el bicho raro en medio del universo», dijo el primer teniente alcalde.
El portavoz del PSPV, Rafael Rubio, insistió precisamente en la angustia que deben estar pasando las mil familias por la «espada de Damocles que pende sobre ellos» y exigió que se les dé una solución y se garantice el derecho al realojo. No obstante, los servicios jurídicos del PSPV estudian la posibilidad de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, tal como ya ha anunciado que hará la Federación de Vecinos. Rubio también afeó al representante del equipo de gobierno los «datos preocupantes» sobre los precios que se han pagado por las viviendas: entre 41.000 y 54.000 euros.