La Federación tramitará hoy el recurso de casación contra la apertura de Blasco Ibáñez

Los vecinos piden que no haya derribos en el Cabanyal hasta que falle el Supremo

2004-10-21Publicat per: Las Provincias
La Federación de Vecinos presentará hoy en el Tribunal Superior de Justicia el recurso de casación que tramitará en el Supremo contra la prolongación de Blasco Ibáñez. El presidente vecinal, Antonio Cañuelo, dijo ayer que en el documento pedirán que no se derriben los edificios protegidos hasta que falle el alto tribunal.
La decisión fue tomada este martes, en una junta directiva. Aún así, Cañuelo dijo que mañana debe refrendarse la decisión en el pleno que celebra la entidad vecinal cada tres meses.
La federación ha rechazado la posibilidad de pedir una aclaración de sentencia, como sí hará la plataforma Salvem el Cabanyal. En su lugar, tramitará directamente el recurso de casación, que debe admitir el Tribunal Superior de Justicia antes de que llegue el Supremo.
En caso de que esto se cumpla, el presidente vecinal estimó que el fallo sobre el recurso “no se sabrá antes de dos años.” Hasta que llegue ese día, pedirán que se paralice cualquier intento de demolición en los edificios afectados por la prolongación que están dentro del ámbito declarado Bien de Interés Cultural en 1993 por la Generalitat.
Estas viviendas están situadas entre las calles Pescadores, Amparo Guillem, Doctor Lluch y Escalante. Son el meollo de la sentencia dictada hace unos días por el Tribunal Superior, que ha dado la razón al gobierno municipal en su pretensión de demoler 1.450 viviendas para prolongar la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.
Acerca de la posibilidad de presentar un recurso, Cañuelo fue muy claro y citó como ejemplo la sentencia contraria a los intereses del Ayuntamiento en el caso de la ampliación de Mestalla. “Se trata de una cuestión urbanística, como es el plan del Cabanyal, y ellos presentaron un recurso en el Supremo. No veo la razón de que no podamos nosotros ahora”.
Estas palabras vienen a colación de las declaraciones de la alcaldesa Rita Barberá, quien dijo al valorar la sentencia que no cabía recurso, o por lo menos eso ponía en el primer folio del documento.
“Con eso se refiere el tribunal a que no cabe recurso en esa instancia, pero sí en el Supremo, que es donde pretendemos llevar este asunto.” Cañuelo dijo por último que, en el caso de que el Tribunal Superior no admita a trámite el recurso, presentarán uno de queja.