La plataforma recurrirá el fallo a favor del plan y confía en «la independencia de los jueces del Supremo»

Salvem abre un período de reflexión y pide a los vecinos que se «opongan al chantaje de Aumsa»

2004-10-20Publicat per: Levante
Cerca de 200 personas asistieron ayer por la tarde a la asamblea extraordinaria de la plataforma Salvem el Cabanyal convocada tras conocerse la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a favor del plan especial del Cabanyal-Canyamelar y la prolongación de Blasco Ibáñez. En la reunión se dio cuenta de la resolución, que ha supuesto un jarro de agua fría para los afectados por la prolongación y los derribos, aclarando que el fallo es recurrible. También se hizo un «llamamiento a la calma» a los vecinos, que no obstante, se movilizarán y ejercerán la «autodefensa» si el ayuntamiento obliga a alguien a irse de sus casas, según declaró el presidente de Salvem, Faustino Villora.
En la asamblea se acordó abrir un «periodo de reflexión» de una semana para analizar su «futuro y los posibles cambios de estructura y funcionamiento» y «organizar la resistencia». Aunque los vecinos están cansados y «las esperanzas se han frustrado», «el proceso continúa abierto, pero desde una nueva perspectiva».
Los vecinos acordaron presentar un recurso de casación ante el TSJ que si no es admitido se deberá trasladar al Tribunal Supremo. En la jurisprudencia del Supremo, siempre ha prevalecido la defensa del patrimonio, según los dirigentes del Salvem, que expresaron su confianza en la «mayor independencia» de los jueces de Madrid, que «no los elige el gobierno de la Generalitat».
El ayuntamiento, que entiende que la sentencia es firme -así consta en la notificación del alto tribunal valenciano-, podría empezar las obras en el intervalo de tiempo que los vecinos necesitan para sacar adelante el recurso de casación y pedir una nueva paralización de plan especial. No se ha iniciado ningún proceso expropiatorio y no se puede hacer entretanto no se agote la vía judicial, insistió Víllora.
Víllora respetó la decisión de los que quieran vender, si bien instó a los afectados a «oponerse al chantaje de Aumsa». Según Víllora la empresa municipal «utiliza métodos mafiosos; presiona y atemoriza a los vecinos con las expropiaciones para que vendan». «Tenemos que reafirmarnos y comprometernos moralmente a que ningún vecinos se vea amenazado por actos de la administración».
Víllora explicó a los vecinos que en este tiempo la plataforma ha ingresado unos 12.000 euros con los que se han afrontado los gastos del contencioso y las actuaciones reivindicativas. Salvem ha pedido apoyo al grupo socialista, en concreto a la concejal Consuelo Orias que estuvo, junto con la edil de EU, Victoria González, en la asamblea, para que pida el respaldo del Gobierno de Zapatero. Los vecinos confían en que el gobierno del PSOE no financie la prolongación.