Es un proyecto independiente, pero se incluyó en el plan de embellecimiento. Salvem dice que «las máquinas no van a entrar mañana»

Barberá agilizará el plan del Cabanyal y anuncia los primeros derribos

2004-10-16Publicat per: Levante
El Ayuntamiento de Valencia quiere agilizar al máximo el plan especial (Pepri) del Cabanyal-Canyamelar. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, anunció ayer, en una rueda de prensa convocada para valorar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que respalda, por 11 votos a favor y ocho en contra, el plan y la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, que «seguiremos adelante y ejecutaremos el plan con la mayor agilidad posible desde el diálogo con los vecinos». «Ahora sí está salvado el Cabanyal», declaró Barberá, quien insistió en que la prolongación es un proyecto de 1993 «independiente» de la Copa del América, si bien reconoció que se incluyó en el plan de embellecimiento que le presentó al ministro de Economía Pedro Solbes. Al respecto, el portavoz del PSPV Rafael Rubio advirtió que si vinculan el proyecto con la Copa del América «intentaremos que el Gobierno no financie la prolongación».
Tras leer la notificación del TSJ que declara la sentencia «firme, no siendo susceptible de recurso», Barberá anunció que la primera demolición, una vez cerrado el «acuerdo verbal» existente, será la del edificio de viviendas de Renfe situado frente a la estación del Cabanyal, donde irá una rotonda. Añadió que ya están en conversaciones, para indemnizar o vender, con los propietarios de las viviendas que forman tres unidades de ejecución entre Serrería y el bulevar de San Pedro. El consistorio dispone de 140 viviendas en la avenida de los Naranjos para realojos.
La alcaldesa declaró que el proyecto es «tremendamente complejo» y no quiso determinar plazos de ejecución. El coste de la operación urbanística se eleva ya a 180 millones de euros -54 millones irán a pagar expropiaciones-. El gobierno local calcula que habrá 500 ó 600 realojos y que el 60% de los propietarios quieren negociar, vender o permutar «a precio de mercado». «Los tribunales han dicho que el plan del CABANYAL es legal y bueno y no rompe el barrio sino que lo vertebra», declaró Barberá. «La prolongación soluciona un problema enquistado del gobierno socialista que no quiso terminar el planeamiento de los poblados marítimos en el PGOU de 1988».
Por su parte, el abogado de la plataforma Salvem el Cabanyal, José Luis Ramos, en una rueda de prensa conjunta con Rafael Rubio y la concejal de EU, Victoria González, dijo que las «máquinas no van a entrar mañana» y que hay pendiente un complejo proceso expropiatorio que durará como poco dos años, eso si no prospera el recurso de casación con petición de paralización de obras que Salvem va a presentar contra la sentencia del TSJ. «El fallo no supone luz verde. Pueden empezar a tramitar pero con la luz en ámbar». Salvem pedirá una aclaración de sentencia porque, según Ramos, el fallo tiene «incongruencias»
Rubio, por su parte, lanzó un mensaje tranquilizador a los vecinos del barrio del Cabanyal y dijo que «no va a pasar nada hasta 2007». El concejal manifestó su «preocupación por la gente que vive allí» y aprovechó para criticar la prolongación, y dijo que el ancho previsto es menor que el de la propia avenida Blasco Ibáñez y va a crear un cuello de botella.
González manifestó que «confiamos en que se acepten los recursos» y afirmó que «las expropiaciones tardarán tiempo».