El derribo del viejo edificio de Renfe, pendiente de contratar

2005-04-14Publicat per: Las Provincias
La alcaldesa Barberá ha repetido varias veces que el proyecto de prolongación comenzará a ejecutarse en la parte más próxima al bulevar de Serrería, junto a la estación del Cabanyal. Se trata de unos edificios de viviendas propiedad de Renfe, que pasaron a manos municipales el pasado mes.

La empresa municipal AUMSA es la encargada de tramitar la demolición de este inmueble, a falta de la creación de la sociedad mixta. Este trabajo “carece de fechas”, según fuentes cercanas a la compañía del Ayuntamiento.

Barberá dijo durante la firma de este convenio que después de Semana Santa podrían empezar las obras de demolición. Las viviendas para realojos ya están terminadas hace meses, en la avenida de los Naranjos, para aquellas familias que decidieron permutar su propiedad por otro piso.

El acuerdo con la compañía ferroviaria incluyó la cesión al Consistorio de una parcela de 11.000 metros cuadrados junto a Serrería. En dicho lugar se abrirá una gran rotonda, que rodeará la estación del Cabanyal, y que será el arranque efectivo para las obras de la prolongación.

Antes de las últimas elecciones municipales, el Ayuntamiento derribó un par de edificios, aunque la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal entendió que esa iniciativa quedaba fuera del plan, por lo que no realizaron ninguna protesta.

Ahora, la entrada en la compañía mixta no excluye la celebración de manifestaciones. La asamblea vecinal decidió por unanimidad participar con acciones en la empresa, a razón de aportaciones de unos sesenta euros por vecino. Aún así, para entrar como accionistas necesitarán una cantidad mucho mayor.

La obra se queda fuera de la Copa

Uno de los problemas añadidos en la financiación del plan del Cabanyal es que la previsión del Ayuntamiento era incluir la prolongación de Blasco Ibáñez en el plan de embellecimiento de la ciudad con motivo de la Copa América. A las primeras de cambio, el Gobierno dejó claro que no daría su consentimiento a un préstamo extraordinario si se destinaba una parte a un proyecto que fue llevado precisamente por el partido socialista a los tribunales.

Así las cosas, la reforma de la avenida del Puerto se quedará como la gran obra pública en el Marítimo con motivo de la competición náutica. Más al norte, el Consistorio sí acomete la prolongación de la avenida de los Naranjos.