Los vecinos critican el “olvido” del barrio y el PP dice que no se ha pasado el plazo

La empresa del plan del Cabanyal sigue sin existir tres meses después del anuncio

2005-04-14Publicat per: Las Provincias
Tres meses después de que se firmase un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Generalitat para crear una empresa que gestione la prolongación de Blasco Ibáñez, la sociedad mixta sigue sin constituirse. Mientras, los vecinos denuncian el “olvido” del barrio y el aumento de la degradación urbanística y el tráfico de drogas en las calles.
La alcaldesa Barberá aseguró el pasado 10 de enero que la ejecución del plan del Cabanyal “es un hecho sobre el que ya no cabe ninguna duda.” Lo dijo en la firma de un convenio con la Generalitat para la creación de una empresa mixta que acometa la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. Hoy, tres meses después de aquel acuerdo, todavía no se ha constituido la compañía.

Fuentes del gobierno municipal indicaron que todavía no se han cumplido los plazos previstos, aunque no opinan igual en el barrio del Cabanyal. La plataforma vecinal contraria al plan decidió en asamblea comprar acciones de la compañía con el propósito, según recordaron ayer de tener “información de primera mano cuando se llegue a las expropiaciones y, además, para que ningún sector entre diciendo que habla en nombre de los vecinos de este barrio”.

La plataforma Salvem el Cabanyal recurrió en los tribunales la sentencia favorable al Ayuntamiento sobre la prolongación de Blasco Ibáñez. Las mismas fuentes apuntaron que, en caso de un cambio de gobierno municipal o un fallo a su favor, su presencia en la empresa servirá para “darle la vuelta y seguir trabajando por el Marítimo”.

Un plazo de tres meses

El acuerdo para la constitución de la sociedad se firmó el 10 de enero y ahí se habló de que la sociedad mercantil “deberá estar constituida en el plazo de tres meses”, según el comunicado oficial que emitió el Ayuntamiento.

No obstante, la aprobación en la empresa municipal AUMSA se retrasó hasta febrero. En el consejo se produjo un agrio debate sobre los beneficios que tendrán los accionistas privados que entren en el capital social de la sociedad.

Desde AUMSA se comentó sobre los plazos que se sigue “trabajando”, sin precisar si se ha rebasado ya el tiempo estimado en el convenio.

Mientras ocurre esta tramitación administrativa, la asociación de vecinos denunció ayer la degradación “agravada hasta el extremo” que se da en algunas zonas afectadas por la prolongación. El tráfico de drogas “se produce a plena luz del día”, y la acumulación de basura es tan evidente que es difícil andar por algunos tramos de aceras.

En la entidad opinan que la opinión pública “está olvidando nuestro barrio”, lo que vinculan a una mayor facilidad para el aumento de la ocupación ilegal de viviendas y la falta de servicios. El plan urbanístico del Cabanyal necesita una inversión estimada en 162 millones de euros, con un fuerte capítulo destinado a las expropiaciones, con algo más de 57 millones de euros.

La plataforma vecinal encargó una valoración de los inmuebles del distrito a una consultora, que triplicó la cantidad prevista en el plan municipal de 1999.

Esta es una de la razones por las que la entidad está interesada en formar parte de la empresa mixta, controlada por la Administración aunque con capital privado.