La asamblea acuerda entrar en la entidad que ejecutará la prolongación y las rehabilitaciones

Los vecinos aportarán 100 euros para comprar el paquete mínimo de acciones de la sociedad

2005-03-10Publicat per: Levante
El presidente de la plataforma vecinal Salvem El Cabanyal, Faustino Víllora, informó ayer de que la fórmula para entrar en el accionariado de la sociedad mixta que ejecutará el plan especial del Cabanyal y la prolongación de Blasco Ibáñez será dividir en títulos privados de 100 ó 150 euros el paquete mínimo de acciones de 30.000 euros que exigen los estatutos de la sociedad. La plataforma aprobó ayer en una asamblea la propuesta, que requerirá al menos de la implicación de 300 vecinos. En la asamblea, a la que asistieron 400 personas, también se dio a conocer el informe de Tinsa que revela un aumento del 290% en los precios de la vivienda en el Cabanyal.

La sociedad mixta promovida por el Ayuntamiento de Valencia, a través de Aumsa, y la Generalitat, a través del Instituto de la Vivienda, restringe el accionariado a bancos, constructoras y empresas de servicios, si bien da entrada a las asociaciones de vecinos y comerciantes del barrio. Víllora explicó que en el accionariado también se dará entrada a los comerciantes de la zona, como bares, restaurantes, talleres de reparación de vehículos y tiendas de muebles.

El capital social de la sociedad será de 35 millones de euros, de los cuales los socios privados aportarán 15,7 millones (el 45% ), que se dividirá en 15.750 acciones de tipo B con un valor nominal de mil euros cada una. El paquete máximo de acciones es de dos millones de euros y el mínimo de 3.000.

El concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, declaró que la creación de la sociedad mixta es «proceso complicado», si bien calcula que «estará en marcha en un plazo máximo de dos meses». Aseguró que han contactado con algunas empresas. Salvem se pondrá en contacto con el ayuntamiento para conocer más detalles de la sociedad estatal. Cuando esta se constituya, la plataforma abrirá un depósito en una entidad bancaria para entregar en garantía las aportaciones de la futura sociedad.

En relación al informe de Tinsa, en base al cual el coste de las expropiaciones se triplicaría -de 54 millones de euros pasaría a 150- la alcaldesa Rita Barberá lamentó que «pretendan confundir la valoración del Cabanyal en general con la zona afectada por la prolongación en particular».

El portavoz del PSPV, Rafael Rubio, destacó que el informe de Tinsa supone que el ayuntamiento se gastará en el plan del Cabanyal «el triple de lo previsto inicialmente, lo cual es una barbaridad» y abogó por «construir en vez de destruir» y «destinar ese dinero a viviendas jóvenes para alquiler». La edil de EU, Victoria González criticó el elevado coste de la operación urbanística cuando «sólo pretende conseguir el beneficio de unos pocos» y recordó la polémica generada por la sociedad mixta del Cabanyal por asegurar beneficios a los socios privados.

Víllora informó de que en dos meses el Tribunal Supremo resolverá el recurso de casación contra el plan especial (PERI) del Cabanyal. El Tribunal Superior de Justicia falló a favor del plan en octubre..