EU pide los estatutos de Procivesa y Foment

Grau justifica los beneficios de la sociedad mixta del Cabanyal

2005-02-17Publicat per: Levante
El equipo de gobierno de Rita Barberá justificó ayer con un informe de 1995 de la Sindicatura de Comptes de Catalunya sobre Procivesa, una empresa mixta creada por el Ayuntamiento de Barcelona, los beneficios que los estatutos de la sociedad mixta que ejecutará el plan del Cabanyal y la prolongación de Blasco Ibáñez garantizan a los socios privados. El primer teniente de alcalde, Alfonso Grau, dijo el martes que los estatutos de la sociedad del Cabanyal están calcados de la sociedad mixta Procivesa, en la actualidad, Foment de Ciutat Vella, que no garantiza beneficios a sus socios privados, algo que sí hace la sociedad del Cabanyal.

El equipo de gobierno difundió ayer, a través del CREM, un informe de la Sindicatura catalana que explica que en 1995 Procivesa garantizaba a los socios que recuperarían el capital más beneficios. En los estatutos de la sociedad mixta que actualmente está en vigor (Foment de Ciutat Vella) las amortizaciones se harán en función del balance de beneficios de la sociedad.

Promociones de Ciutat Vella (Procivesa) liquidó [cumplidos los 14 años de vigencia] en 2000 y los beneficios revertieron en Foment de Ciutat Vella, la sociedad mixta que da continuidad a Procivesa, según fuentes del Ayuntamiento de Barcelona. Tal es así que Foment tiene pendientes de resolver procesos expropiatorios por los derribos efectuados por su antecesora Procivesa. En este sentido, la edil de EU, Victoria González, emplazó a Grau a hacer públicos los estatutos «no sólo de Procivesa sino también de la actual Foment de Ciutat Vella». La edil acusó a Grau de hacer «dejación del control y la gestión de la empresa al no reservar para el ayuntamiento el 51% del accionariado» como hicieron Procivesa y Foment. El portavoz del PSPV, Rafael Rubio, dijo que el equipo de gobierno «quiere actuar a favor de alguien» y que «no tiene explicación una sociedad mixta donde los accionistas no asumen riesgos». Rubio aludió a otra sociedad, la del Aeropuerto de Castelló promovida por la diputación, que fue polémica porque prevé indemnizaciones a los accionistas si no se llega a un número de viajeros, pero que no garantiza beneficios.