Las subvenciones llegarán a un 60% del presupuesto para obras en las fachadas

Los vecinos de 564 edificios del Cabanyal podrán acogerse a ayudas para reformas

2005-01-12Publicat per: Las Provincias
Las subvenciones para la rehabilitación de fachadas e interior de las viviendas que se concederán en el barrio del Cabanyal beneficiarán a los vecinos de 564 edificios. La Conselleria de Territorio asegura que el final del Plan de la Vivienda de este año no frenará la entrada de solicitudes de las comunidades de propietarios.
Los expedientes de las ayudas públicas se incorporarán en el próximo periodo, según afirmaron fuentes del departamento que dirige Rafael Blasco. Las subvenciones forman parte del convenio firmado con el Ayuntamiento para la regeneración de este barrio, donde se suma la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

En cuanto a la cuantía de subvenciones, las mismas fuentes apuntaron que a fondo perdido “se encuentra en la franja que va desde el 15% al 25% del presupuesto de la rehabilitación para jóvenes o mayores de 65 años, y entre un 10% y un 20% en el resto de los supuestos”.

Ayudas estatales

En cuanto al reparto de las subvenciones, un 25% como mínimo saldrá de las arcas del Ministerio de Vivienda, con cargo al plan estatal. Para la rehabilitación de fachadas, desde la Conselleria de Territorio se apuntó que se reconoce “una subvención de un 60% del presupuesto en fachada y cubiertas”.

La Generalitat amplió en noviembre el ámbito de actuación, es decir, el número de viviendas que pueden acogerse a las ayudas. Antes, se llegaba a 396 edificios. Para la petición de subvenciones, los residentes pueden dirigirse a cualquiera de los edificios Prop situados en Valencia.

Por su parte, la concejala de Esquerra Unida María Victoria González criticó ayer la constitución de una sociedad mixta entre Ayuntamiento y Generalitat, donde también entrará capital privado, y que gestionará las obras en el barrio.

A su juicio, esta decisión abre la puerta a la “especulación en el Cabanyal”, lo que fue rechazado por el portavoz del gobierno municipal, Alfonso Grau, quien comentó que el capital de la futura empresa “será público”.