DENUNCIAN LAS CONDICIONES "DEGRADANTES" EN LAS QUE VIVEN ALGUNOS MENORES

Salvem el Cabanyal pide que la Fiscalía investigue a los menores del barrio

2007-12-28Publicat per: Panorama actual
La plataforma Salvem el Cabanyal, a través de su portavoz, Faustino Villora, ha remitido un escrito a la Fiscalía de Menores del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para que investigue las condiciones "degradantes" en las que viven algunos de los niños en el barrio, asentados en el lugar, junto a sus familias, tras los derribos de casas realizados por parte del Ayuntamiento de Valencia, según informaron fuentes de la entidad.
En el escrito exponen que, tras los derribos, la cantidad de casas ocupadas por familias con menores, en las que se vive sin agua corriente ni luz, "no se da en ningún otro barrio". Además, indican que los servicios sociales "han llegado a autorizar la ocupación de una planta baja sin servicios urbanos a 20 ciudadanos inmigrantes, y que la cantidad de personas sin trabajo y que viven de la delincuencia es superior que en el resto de barrios".

Asimismo, critican que la cantidad de puestos fijos de venta de drogas existentes en viviendas familiares "es un hecho notorio para todos los ciudadanos de Valencia, que puede ser confirmado por la unidad de la policía dedicada al tráfico de droga", al tiempo que afirmaron que en el barrio "se da la mayor concentración de personas que viven de la delincuencia".

También en el texto afirmaron que la "agresividad" de los recién llegados al barrio, que viven de la delincuencia, "es tan grande que las agresiones con los vecinos son continuas, dando lugar a que los vecinos no puedan salir ´a la fresca´ como tradicionalmente se ha hecho en el barrio".

En algunos ámbitos del barrio, además, "la imagen es más propia del Beirut bombardeado que de una ciudad mediterránea de la parte europea, y su degradación es tan alarmante que ha llegado a tener eco en la prensa nacional y extranjera", dijeron.

En este entorno de "degradación", agregaron, "en casas sin servicios de luz ni agua potable, viven familias con menores que no acuden a la escuela. Y, lo que es más grave, los servicios sociales del Ayuntamiento de Valencia, teóricamente atienden a esas familias, en esas pocilgas que en algunos casos se las han facilitado ellos y que en la mayoría de casas son casas del Ayuntamiento", lamentaron.

Estos hechos fueron denunciados ante el consistorio valenciano por parte de la asociación hace tres años y "no se ha hecho nada". Por ello, piden a Fiscalía que inicie las diligencias correspondientes para "acabar con la existencia de menores que viven en una escuela de la delincuencia y en condiciones higiénicas deplorables".

También reclamaron que se depuren las responsabilidades, si las hubiere, de las autoridades competentes "que permiten que vivan en las condiciones denunciadas y que, además, actúan acelerando la degradación urbanística y social del barrio"