El delegado del Gobierno asegura que los robos cometidosen las viviendas descienden este año un 30% en Valencia

El tapiado de casas por las ocupaciones ilegales en el Cabanyal se extenderá a otros barrios

2007-12-19Publicat per: Las Provincias
La Policía está dispuesta a seguir trabajando para erradicar las viviendas ocupadas ilegalmente como las existentes en el Cabanyal. La semana pasada la Policía Nacional y Local comenzaron una operación para impedir que las viviendas vacías del Cabanyal siguieran ocupadas con la presencia de familias, la mayoría sin recursos.

La operación incluyó tapiar las entradas a las viviendas para impedir que estas personas sigan entrando en los inmuebles de forma ilegal. Ayer por la mañana se realizó el tapiado de los inmuebles en la calle Progreso, una medida que han estado realizando los operarios de la empresa Cabanyal 2010, encargada de rehabilitar las viviendas del barrio.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, explicó que la coordinación entre la Policía Local y Nacional seguirá en esta misma línea y no sólo en el Cabanyal, sino también en el resto de los barrios de Valencia donde se produzcan estas situaciones.

"Gracias a la colaboración entre la Policía Local y Nacional estamos teniendo muy buenos resultados y vamos a seguir así en los próximos días en otras zonas", explicó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez.

Estas medidas se han tomado a raíz de las quejas vecinales del Marítimo que han denunciado insistentemente las ocupaciones ilegales en el barrio.

Hasta el momento, el Ayuntamiento ha tapiado medio centenar de viviendas. Unas medidas que comenzaron en junio y desde entonces se han realizado 35 tapiados de viviendas abandonadas de calles como Manuela Estellés, Los Ángeles, Vidal de Canelles, Marino Blas de Lezo, Francisco Baldomá, Algemesí, Progreso o Juan Verdeguer, entre muchas otras. Y en las últimas horas se han realizado 14 actuaciones que se realizaron en la zona de la calle San Pedro.


Colaboración policial
El concejal Domínguez volvió a recordar ayer que estas actuaciones están teniendo muy buenos resultados gracias a la excelente colaboración con la Policía Nacional con los que están trabajando para evitar la práctica de botellón en la vía pública. Estas actuaciones se están realizando sobre todo en el barrio del Carmen y principalmente los fines de semana.

La buena relación entre la Policía Nacional y Local se reflejó en la Junta de Seguridad Ciudadana que se celebró ayer para coordinar los efectivos durante los días festivos.

"Gracias al buen trabajo de las fuerzas de seguridad se ha conseguido reducir el número de delitos que se producen en Valencia, sobre todo los que se cometían en el interior de las viviendas", afirmó ayer el delegado del Gobierno, Antoni Bernabé.

El delegado comentó que el robo en viviendas había descendido un 30% hasta la fecha y un 6% los tirones en la calle. "El robo de vehículos ha descendido un 7,35%, aunque no tendremos datos oficiales hasta que no finalice el año", explicó.

Bernabé también comentó que este año se ha producido un repunte de los robos en el interior de vehículos y en el número de hurtos, "más acusado durante la celebración de acontecimientos como la America's Cup o durante la actividad veraniega aunque los últimos meses ha habido una reducción de estos delitos", afirmó.

El delegado aseguró que el balance del año es "positivo", ya que se ha producido un "incremento de la eficacia policial en detenciones y esclarecimientos. "Se ha detenido un 15% más de personas y se han esclarecido un 12% más de casos", añadió Antoni Bernabé tras finalizar la Junta de Seguridad Ciudadana celebrada ayer por la tarde.

El primer teniente de alcalde, Alfonso Grau, puntualizó que la población en Valencia ha crecido y por tanto el incremento de la delincuencia se debe equiparar al número de habitantes.

"Se han reincorporado en la Policía Nacional 75 policías nacionales con los que se alcanzan los 2.000 agentes. La seguridad está creciendo", añadió Bernabé.

Durante estas fiestas la Policía Nacional desplegará un dispositivo de 150 agentes, igual número que dispondrá la Policía Local.

El dispositivo policial comenzó el pasado día 15 y se prolongará hasta el próximo 7 de enero, y contempla un "despliegue específico en las zonas de mayor afluencia de gente", según indicó el teniente de alcalde Alfonso Grau, quien destacó que la colaboración entre ambos cuerpos policiales favorecerá que "haya un mayor control y detección de los delincuentes".

Grau y Bernabé recordaron que se instalarán controles en policiales para impedir que los conductores conduzcan en estado de embriaguez. "La legislación se ha endurecido, pero lo importante es saber que con estas actuaciones se están evitando accidentes que podrían acabar en lesiones graves y eso es lo que importa", afirmó el concejal Alfonso Grau.