El Cabanyal defiende su imagen

2007-12-07Publicat per: Levante
Un reportaje monográfico sobre el Cabanyal emitido la semana pasada por Cuatro que pone la lupa en la degradación urbanística y los problemas de drogas y marginalidad del barrio ha levantado ampollas.
El reportaje sobre el Cabanyal de «Callejeros» emitido el pasado viernes por la noche en Cuatro no ha dejado indiferente a nadie. La web del programa -premiado este año por la Academia de Televisión- recoge en distintos foros comentarios airados de los vecinos que se lamentan del «daño» que, según ellos, les ha hecho el trabajo televisivo. «Con su programa han conseguido que las excavadoras se acequen un poco más», comenta una vecina en la web. En medio de las críticas, hay comentarios en positivo que destacan que el reportaje «ha dado proyección a una polémica que el ayuntamiento trata de silenciar a toda costa». Los internautas, que se identifican como vecinos del Cabanyal, dicen sentirse «defraudados» porque se ha proyectado «una imagen grotesca, casi esperpéntica, de individuos estrafalarios y 'frikies' que nada tiene que ver con el auténtico Cabanyal».

Firmas para un contrarreportaje

El plan especial del Cabanyal y la prolongación de Blasco Ibáñez han provocado una fractura social en un barrio histórico que vive pendiente de la decisión del Tribunal Supremo. El documental de marras refleja escenas cotidianas del mercado del Cabanyal, de los pescadores de la Malva-rosa y de las personas mayores afectadas por los derribos y las expropiaciones en la calle San Pedro, pero incide especialmente en el retrato de la marginalidad -gitanos, ocupas, rumanos chatarreros, toxicómanos...- . Los responsables del programa, que no lograron que ningún representante del ayuntamiento hablase, han encajado y respondido a las críticas. En su web aducen que tienen «la obligación de enseñar situaciones sociales denunciables, las que son noticia» y que intentan «hacerlo con todo el respeto».

Salvem el Cabanyal -que participó en el reportaje e incluso se hizo eco de su emisión- manifestó ayer su malestar por la mala imagen que se ha traslado del barrio. Sin negar lo innegable -que los casos que retrata «Callejeros» existen-, el presidente del colectivo, Faustino Villora, lamentó que «la primera vez que salimos en un programa de ámbito nacional se tire por tierra el barrio». El reportaje que tanto ha disgustado a los vecinos -algunos se plantean una recogida de firmas para pedir un contrarreportaje- fue objeto de debate en la asamblea de los salvem celebrada el miércoles. «Nos han hecho un flaco favor a los vecinos que luchamos desde hace diez años para salvar el barrio», dijo Villora.