«Majestad, en estas casas hemos nacido nosotros y han nacido nuestros hijos»

Vecinos del Cabanyal piden al Rey que interceda para que no les expropien sin sentencia firme

2007-07-05Publicat per: Levante
Una vecina de 84 años afectada por el proceso sumarísimo de expropiación de un centenar de viviendas de la calle San Pedro del barrio del Cabanyal ha escrito una carta al Rey Juan Carlos en la que solicita su mediación para aplazar las expropiaciones y derribos de las viviendas hasta que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el plan especial. La plataforma Salvem el Cabanyal, contraria a la prolongación de Blasco Ibáñez y al derribo de 1.600 viviendas del barrio histórico protegido, cree que en 9 meses se resolverá el recurso de casación contra el plan especial del Cabanyal, cuyo eje es llevar la avenida de Blasco Ibánez hasta el mar.

La vecina de 84 años explica en su misiva, firmada de manera conjunta por otros 30 afectados y que hoy mismo se remitirá a Zarzuela, que aportan las fotografías de todos ellos y las de sus casas para que el Rey «sepa a quienes expropia» el Ayuntamiento de Valencia. Los firmantes explican brevemente su situación personal y comentan que en la mayoría son pensionistas que viven con apenas 600 euros al mes. Ponen en antecedentes al monarca y le explican que desde 1998 existe un proyecto de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez «que partirá en dos el barrio» del Cabanyal «que siempre ha sido un hermoso lugar marinero, limpio y alegre» que en la actualidad presenta importantes focos de degradación y abandono. Añaden que, «según muchos arquitectos famosos, el Cabanyal tiene una trama peculiar que como sus fachadas modernistas merecen protección». Con todo, apuntan que no se dirigen al monarca «para contarle las bondades de nuestras piedras sino de nuestras gentes».

«Nos dirigimos a la máxima autoridad del Estado y le pedimos un minuto de su tiempo para que se fije en nosotros y le solicitamos que intervenga ante la Generalitat y el Tribunal Supremo para que atrasen la expropiación para después de la sentencia o para que adelanten la sentencia a la expropiación».

El procedimiento de expropiación conjunta y urgente permite al ayuntamiento ocupar el bien expropiado y echar de sus casas a los vecinos, a los que el ayuntamiento ofrece entre 60.000 y 80.000 euros por sus viviendas, antes de que los tribunales dicten sentencia. Los desalojos comenzarán en otoño.

Los vecinos se preguntan en su carta al Rey «¿qué pasará si el Supremo declara ilegal el proyecto del ayuntamiento Ya no estarán nuestras casas! ¿Qué haremos con todo el sufrimiento causado sin sentido ». «Majestad, tenga en cuenta que la casa no es simplemente una casa, en ese hogar hemos nacido muchos y han nacido nuestros hijos y han sucedido muchas cosas entrañables». Salvem Cabanyal informó ayer en un comunicado del cierre de la oficina jurídica de asesoramiento a los afectados por las expropiaciones y en la que se han tramitado, durante el periodo de exposición pública del proceso expropiatorio, las alegaciones de 56 afectados.