Auténticas obras de arte en los frisos de las fachadas

2007-07-01Publicat per: Las Provincias
Si pasea por el Cabañal, devore con la vista las fachadas, las puertas, los balcones, las rejas, pero no olvide los frisos de las casas. En lo más alto de las construcciones se encuentran auténticas obras de arte hechas con coloridas teselas. El mosaico de azulejos que gozan los edificios del barrio marítimo es como una sobredosis de arte popular al alcance de todos.

La mayoría de ellas reproducen escenas cotidianas, como la que está situada en la avenida Mediterráneo, número 37, que representa algo que Sorolla inmortalizó con su pincel: un toro arrastra hacia la orilla una barca de pescadores. Este mosaico data del año 1919.

En otras viviendas típicas, se aprecian motivos florales y también pequeñas esculturas de vírgenes y santos. Casi todo está reproducido en teselas, desde la huerta valenciana, el Mediterráneo, la crucifixión, diosas griegas, faraones, cisnes en un lago... de todo cuanto la imaginación de los vecinos del Cabañal logró idear.