EL MODIFICACIÓN DE LA LEY DE PATRIMONIO CULTURAL VALENCIANO SUPERA, CON EL RECHAZO DE LA OPOSICIÓN, EL TRÁMITE DELA COMISIÓN DE CULTURA DE LAS CORTES

El PP justifica edificar sobre bienes culturales "porque no son floreros"

2004-09-29Publicat per: Panorama Actual
La modificación de la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano auspiciada por el Consell, que permitirá excepcionalmente “retocar” Bienes Inmuebles de Interés Cultural cuyo uso haya quedado desfasado, superó este miércoles otro paso más al rechazar el PP las enmiendas de la oposición contra este punto en la Comisión de Cultura. La diputada popular, Carmina Nacher, aseguró que el patrimonio debe ser protegido y conservado pero también debe tener un uso para que pueda ser disfrutado por la sociedad. “El patrimonio no es un florero”, justificó.
El PP rechazó este miércoles las enmiendas presentadas por la oposición contra la modificación de la Ley de Patrimonio Cultural en la comisión de Cultura de las Cortes. La próxima semana pasará el último trámite en el pleno de las Cortes donde será definitivamente aprobada.
Pese a la importancia de esta nueva actualización legal-cabe tener en cuenta que esta norma permitirá edificar excepcionalmente sobre Bienes de Interés Cultural para darles un uso de interés público, con el ejemplo de la prolongación de la Avenida de Blasco Ibáñez por el Cabanyal- el debate entre los grupos parlamentarios transcurrió con una rapidez y tranquilidad inesperada. Solamente el representante de L´Entesa, Ramón Cardona, mantuvo un tenso pulso con su contrincante popular, Elvira Suances, y llegó a amenazar con ir a los tribunales cuando vea que el patrimonio de la Comunidad corra peligro. El PSPV parece que quiso guardar fuerzas de cara al pleno de la semana que viene donde se debatirá la ley.
Con todo, el PSPV presentó toda una serie de enmiendas contra la citada modificación. Escudero mostró su total desacuerdo con este cambio legal que permitirá modificar edificios de indudable valía cultural y comentó además que este cambio chocará con la Ley de Patrimonio Histórico de España. “Cuando se intenta introducir este procedimiento para desligar la protección del interés público se legaliza la supresión del patrimonio”, afirmó.
Por ello, las enmiendas socialistas exigían, aparte de la supresión de esta modificación, mayores controles sobre los BIC, presencia de informes técnicos relevantes para evitar arbitrariedades, más protección de los yacimientos arqueológicos, un mayor protagonismo de los municipios y beneficios fiscales para los bienes privados para su divulgación.
Escudero pidió también que se añadiera a la ley la protección del paisaje urbano para evitar construcciones en cascos históricos. Asimismo abogó por una ley más participativa y transparente.
A la actual portavoz adjunta del PSPV la contestó la ex secretaria autonómica de Patrimonio Cultural, Carmina Nácher, quien recordó que la actual Ley de Patrimonio Cultural fue aprobada por el PP en 1998. “Con nosotros se han aprobado cuatro declaraciones dela UNESCO en la Comunidad”, espetó.
Nácher aseguró que el objetivo del Consell y su grupo "es y será la conservación y protección de los Bienes Muebles e Inmuebles de Interés Cultural", "pero-añadió- el patrimonio no es un florero que haya de quedar en desuso sino que debe tener un uso de interés público”.
En este sentido, la diputada señaló que “los retoques” serán excepcionales y avalados por la conselleria. “La modificación responde a las nuevas circunstancias actuales y por ello añadimos por ejemplo el soporte informático como BIC”, indicó.
Por su parte, el diputado por L´Entesa, Ramón Cardona, se sumó a los argumentos del PSPV y alertó que "a partir de ahora el patrimonio cultural estará en peligro al permitirse actuaciones en el BIC". “Aparte del Cabanyal, con esta modificación, un yacimiento romano que se halle en el recorrido del AVE podría desaparecer porque el citado Tren de Alta Velocidad es de interés público”, dijo. El diputado de izquierdas amenazó con ir a los tribunales si el Consell pone en peligro el patrimonio valenciano. "Por lo menos nos queda el Código Penal que persigue cualquier atentado contra los BIC sea quien sea el autor".
Cardona criticó también que con esta modificación la Conselleria suprime los informes que puedan poner en duda algún planteamiento del Consell.
L´Entesa también exigió la supresión y presentó toda otra serie de baterías, también rechazadas por el PP, en las que se exigía que cualquier modificación cuente con el aval de tres instituciones consultivas aparte de informes de técnicos y expertos de universidades públicas.
Cardona también abogó por incluir en la ley la potenciación del "valencià" dado que "se encuentra amenazado"
En este caso la diputada que le respondió fue Elvira Suances. La popular aseguró que las modificaciones contarán con todas las garantías posibles. “El objetivo es la preservación del entorno con nuevos usos que se habían quedado desfasados”, apuntó.