Rita Barberá elude pronunciarse hasta no conocer el fallo

El plan del Cabanyal llegará hasta el Tribunal Supremo

2004-09-18Publicat per: Levante
Tanto la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, como los vecinos que se oponen al plan del Cabanyal-Canyamelar han optado por la prudencia y no pronunciarse hasta que se haga pública la sentencia que, como avanzó ayer Levante-EMV, será favorable al proyecto con un estrecho margen de votos.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, recordó que la sentencia sobre el plan del Cabanyal todavía no se ha hecho público por lo que solicitó «el máximo respeto para la Justicia» al tiempo que eludía pronunciarse. La alcaldesa sí manifestó que el ayuntamiento acatará el fallo. Sin embargo, el caso llegará al Tribunal Supremo, ya que los vecinos están dispuestos a agotar todas las vías.
La Federación de Asociaciones de Vecinos y la plataforma Salvem el Cabanyal, que el pasado jueves todavía mostraban esperanzas de que la sentencia fuera favorable a sus tesis, tampoco quisieron ayer valorarla, aunque en el artículo que se reproduce en esta misma página el abogado de la plataforma muestra su disposición a seguir pleiteando y su convencimiento de que las obras no podrán comenzar. Se calcula que el presidente de la sala de lo contencioso-administrativo, quien redactará la sentencia ya que el ponente es de opinión contraria y se encargará de elaborar el voto particular.
Sí opinaron el Bloc Nacionalista Valencià y el grupo municipal de Esquerra Unida. El secretario del Bloc en la ciudad de Valencia, Joan Mansanet, lamentó que el TSJ «haya dado la razón» al ayuntamiento en su voluntad de «destruir» el barrio del Cabanyal y criticó que una decisión tan relevante haya sido adoptada por una «mayoría tan irrisoria del tribunal» en referencia al estrechísimo margen de apenas dos votos de los 18 magistrados. El Bloc anima a los vecinos a recurrir e insta a la alcaldesa Barberá, pese a todo, a desistir.
La concejala de EU-L'Entesa, Vitoria González, por su parte, mostró su preocupación por las consencuencias de la decisión del tribunal. EU «respetando las decisiones judiciales y a la espera de su confirmación» insiste en no comprender «cómo se puede consentir que se destruya un patrimonio protegido para dar paso a una maniobra puramente especulativa que pondrá fin a una importante porción de historia de nuestra ciudad».
Por otro lado, el Fiscal Jefe del TSJ, Miguel Falomir, al ser preguntado por el caso, dijo no conocer la sentencia y recordó que las querellas presentadas al respecto habían sido archivadas al no haber indicios de criminalidad. Pero sí apuntó su convencimiento de que la prolongación de Blasco Ibáñez no va a erradicar la delincuencia de la zona, como se argumenta.