La Generalitat aumenta las subvenciones hasta el 60% en la rehabilitación de fachadas

Los vecinos del Cabanyal ya pueden pedir ayudas públicas para reformas en viviendas

2004-06-22Publicat per: Las Provincias
Los vecinos que viven en el barrio de Cabanyal ya pueden pasar por cualquier edificio Prop de la Generalitat para solicitar las ayudas públicas de cara a la rehabilitación de sus viviendas. La Generalitat estima que la ampliación de las subvenciones beneficiará, sólo en el caso de edificios protegidos, a 168 fincas más.
El grupo socialista pidió hace dos años que el Ayuntamiento pidiera la declaración de esta parte del distrito Marítimo como área de rehabilitación, una calificación que se incluye en el plan de la vivienda y que aumenta sustancialmente las ayudas públicas.
Finalmente, a principios de este mes, la alcaldesa Barberá y el conseller de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, firmaron un convenio para formalizar este tipo de ayudas, que llegan hasta el 60% en las fachadas y el 40% en el interior de las viviendas. Al margen quedan los comercios
Vicente Guallart, de la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal, dijo ayer que la entidad está pendiente de la comunicación oficial para organizar una jornada de “difusión de estas ayudas, por ejemplo en el Ateneo Marítimo, como se hizo en la ocasión anterior”, en referencia a unas ayudas públicas anteriores.
Un portavoz de la Conselleria de Territorio dijo sobre esto que la empresa municipal AUMSA será la encargada de abrir una oficina de información y tramitación de ayudas en el Marítimo, lo que todavía no ha sido aprobado.
Casas pendientes de sentencia
El ámbito de estas ayudas llega todo el barrio del Cabanyal, a excepción de la parte afectada por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. En total, un par de miles de viviendas, según los datos que maneja Salvem el Cabanyal, donde se incluyen 168 edificios protegidos cuyos propietarios no podían acogerse antes a las subvenciones públicas.
Del mismo modo que los vecinos del Cabanyal, los residentes de Ciutat Vella pueden recibir este dinero para la rehabilitación de sus viviendas, a través de la Oficina RIVA. En la firma del convenio, el conseller Blasco no avanzó si este modelo se extenderá a otros barrios.
Una de las principales críticas del grupo socialista fue el retraso en la firma del convenio, dado que el Plan de la Vivienda acaba en 2005. Estu supone que el próximo año será el último ejercicio donde se puedan pedir las subvenciones.
Guallart calificó de “positiva” esta declaración, pedida por los vecinos desde hace tiempo. En la rueda de prensa posterior a la firma del convenio, tanto Blasco como Barberá hablaron de nuevos equipamientos públicos y obras de urbanización, aunque la declaración sólo se ciñe a las viviendas. Al hilo de este asunto, el representante de Salvem el Cabanyal criticó la “falta de información acerca de lo que el Ayuntamiento quiere hacer en el barrio antes de 2007”, año de la próxima edición de la Copa América.
El Ayuntamiento ha propuesto al Gobierno que aporte financiación para el plan del Cabanyal, aunque Guallart precisó que se olvida “la parte que está pendiente de dilucidar en los tribunales”.
El ámbito afectado por la suspensión del plan apenas incluye diez manzanas de viviendas, aunque se situan en el eje central de la prolongación prevista. Los vecinos reclaman las dotaciones públicas, sin la ampliación de Blasco Ibáñez.