La sentencia del Cabanyal

2004-06-15Publicat per: Levante
Vecinos, sobre todo personas mayores, de la zona afectada por la prolongación de Blasco Ibáñez, en el Plan del Cabanyal (muy limpios y aseados en sus personas, casas y calles por tradición), están sufriendo física y psicológicamente tanto por la incertidumbre como más aún por la suciedad que, además de droga, han introducido personas y familias extrañas que viven allí, prácticamente en la calle, degradádola y ensuciándola de tal forma que los barrenderos se han negado a limpiar durante meses.
Como la alcaldesa Rita Barberá y su ayuntamiento son los causantes del problemas y no le ponen remedio, nos vemos obligados a exigir que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana emita su esperada y definitiva sentencia, sin más dilación y excusa, antes de que el mal sea irreparable. Y la exigencia se basa en la Constitución Española que en sus artículos 15 y 53.2, obligan a los tribunales a dar preferencia a los asuntos que, como el del Cabanyal, conculcan el derecho a la integridad física y moral de los ciudadanos (si el TSJCV tiene alguna duda de lo anterior que lo compruebe sobre el terreno y obre en consecuencia). Así, cuando el PERI del Cabanyal sea declarado ilegal, la gente indeseable desaparecerá y los buenos vecinos lo agradecerán, como también cuantos visiten el Cabanyal por la Copa del América.-