La empresa creada para la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez acelera la compra de viviendas para realojos en el Marítimo

El Ayuntamiento ofrece alquileres de 180 EUROS los afectados por derribos en el Cabanyal

2007-06-15Publicat per: Las Provincias
A partir de 180 euros mensuales, según aseguraron ayer fuentes del gobierno municipal, se ofrecen las viviendas para realojos por los derribos en el barrio del Cabanyal. El Ayuntamiento dispone de algo más de un centenar de pisos y casas antiguas, que se ofrecen conforme avanza la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez.

Ayer mismo terminó la retirada de escombros de un inmueble situado en la calle Francisco Eiximenis. Se trata de una de las demoliciones que facilitarán la apertura del bulevar San Pedro, donde los 136 propietarios ya han recibido los avisos para la expropiación.

La empresa mixta Cabanyal 2010, que se encarga de estas obras, compró el pasado año 58 pisos para realojos. La intención del gobierno municipal es ofrecer a los residentes afectados la opción de quedarse a vivir en el Marítimo.

Las mismas fuentes apuntaron que el precio de los alquileres oscila entre los 180 y los 200 euros mensuales, para viviendas normalmente de una o dos habitaciones. En muchos de los casos, los realojos se facilitan a personas mayores que viven solas.

Sobre la opción de venta, las condiciones para los nuevos pisos son igual al resto de viviendas de protección oficial. La intención de la empresa es promover inmuebles para realojos en la calle Padre Luis Navarro, la calle Antonio Juan y la calle Arquitecto Alfaro.

De las adquisiciones realizadas el pasado año, la mitad se dedicó al alquiler y el resto a la venta. No obstante, a partir de este año ha cambiado la estrategia para ofrecer sólo pisos en arrendamiento, a precios económicos.

Como publicó este periódico hace escasas fechas, los avisos de expropiaciones originaron un alud de críticas por parte de la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal, contraria a la prolongación de Blasco Ibáñez. Una asamblea decidió que se ofrecerá asesoramiento a los afectados que lo deseen, para un desalojo que se prevé para finales de año.

Acerca del resto del plan urbanístico del Cabanyal, la empresa creada por el Ayuntamiento y la Generalitat ofrece ayudas para la rehabilitación de viviendas. Hasta un 60% del presupuesto en el caso de elementos comunes y un 80% en las reformas internas, según las mismas fuentes. El máximo que se concede es de 33.000 euros en una finca y 31.000 euros en las denominadas casas tradicionales, de planta baja y una altura.

Estas subvenciones son aparte de las que se concede en cada campaña anual de rehabilitación de fachadas, donde el Marítimo se ha incluido en el mismo plan que Ciutat Vella, Ruzafa y Nazaret. En la oficina situada en la calle de la Reina “se ofrece toda la información para acceder a estas ayudas”.

Calendario de derribos

El Ayuntamiento prevé encargar el plan de urbanización del bulevar San Pedro (una avenida perpendicular a Blasco Ibáñez) a principios del próximo otoño. Las obras podrían comenzar por lo tanto este mismo año, lo que aceleraría la adquisición de viviendas para realojos.

No obstante, el 35% de los propietarios ya han mostrado su conformidad con la expropiación, lo que denota también el bajo nivel de ocupación de los inmuebles. Se trata de una de las zonas más degradadas del Cabanyal, precisamente por el parón desde los años 90 en la ejecución del plan urbanístico.

Mientras, sigue paralizado cualquier derribo en la zona declarada Bien de Interés Cultural. El Tribunal Supremo debe fallar el recurso presentado por el Ayuntamiento a finales de año, según los cálculos de la plataforma vecinal.